”Llegué a este torneo pensando en jugarlo, tratando de dejar de lado el tema de la rodilla y no pensar en las molestias. El objetivo siempre fue llegar a la segunda semana. Ahora quedan ocho jugadores, son todos realmente muy buenos, pero jugando en nivel alto tal vez tenga chances de seguir avanzando”, confió el argentino en conferencia de prensa.

El próximo rival del argentino será el suizo Roger Federer, número 3 del mundo, ganador de 16 Grand Slam, con quien perdió en la semifinal de 2009 del Grand Slam parisino.

”Hace tres años jugamos un partido fantástico aquí pero mañana será un partido diferente. Deberé ser agresivo para tener opciones de ganar, jugar un partido increíble para tener oportunidades. Va a ser un típico choque de cuartos de final”, afirmó.

Y prosiguió: ”Desde hace ocho años, los que vienen ganando los Grand Slam son siempre los mismos y eso pesa también”, aseguró +Delpo+, el único que mezcló su nombre en la lista de ganadores de grandes torneos desde Wimbledon 2005 junto a Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic, al haber ganado el US Open 2009.

El helvético lidera el historial con 11 victorias contra dos del argentino. Además, Federer gano los cuatro duelos entre ambos en 2012 (Australia, Rotterdam, Dubai e Indian Wells).

”El juego de él no cambia con respecto a la superficie, pero éste será el primer partido del año en polvo de ladrillo. Debo estar concentrado desde el arranque hasta el final, esperando una oportunidad que deberé buscar. La agresividad debe ser una constante, como cambiar de ritmo con drops y estar bien predispuesto para pasar de ronda”, analizó.

Según el tandilense, ”los partidos con Federer y con los que están arriba mío son buenos para jugarlos, para aprender y ver donde uno está. Mas allá del resultado, lo importante es seguir jugando y acortar la brecha que hay”.

Del Potro continúa con su tratamiento por las molestias que arrastra en su rodilla izquierda desde el Masters 1000 de Madrid, pero relativizo las dolencias.

”Cada partido es nuevo, si me va bien o mal es por cuestiones tenísticas o merito del rival, no por la rodilla. Ningún tipo de molestia física me va a hacer jugar mal o perder un partido”, manifestó tajante ante una repleta sala de conferencia.

En 2011, Del Potro, de 23 años, había alcanzado la tercera ronda de Roland Garros por lo que al haber superado, al menos, dos rondas más podrá aspirar a continuar progresando en el ranking mundial.

”Siento que me voy a acercando a los mejores. Los primeros puestos están bien colocados, el ranking no miente. Los de arriba siguen estando un escalón arriba del resto. Luego están Ferrer y Tsonga que están muy bien también. Igualmente, hago mi camino sin pensar si debo estar 5 o 10, lo lindo que es estar en este torneo aún con vida”, expresó.

Sobre su partido ante Berdych, el argentino valoró el apoyo del público, algo que le permitió recuperar la confianza después de haber perdido el segundo set.

”Los dos tenemos un juego parecido y el partido, por momentos, fue de alto nivel y no podíamos aflojar. El tiene mucha experiencia y es muy bueno, en el segundo set me caí pero en el tercero me recuperé, sentí mucha ayuda del público. Eso me prendió, después de haber perdido un set fácil y me dio confianza para ganar”, contó.

Sobre la suspensión de ayer por falta de luz, +Delpo+, que sobre el court se mostró molesto, admitió que ”ya casi no se veía nada”.

”Ayer estaba remontando el partido y sentía que podía seguir tomando diferencias si el partido seguía, por eso me molestó la suspensión. Pero la verdad, ya casi no se veía nada, no íbamos a poder terminar el partido. Por suerte pude dormir bien, no pensar demasiado y hoy empecé un partido nuevo”, finalizó.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here