El anuncio fue realizado tras la reunión del directorio de Ferrari, la escudería top de la F-1, según informó Ansa.

El directorio ratificó su oposición al ”doble standard reglamentario” del Mundial 2010, ”basado en reglas técnicas y parámetros económicos arbitrarios”.

”Si ese será el cuadro normativo de la futura F-1 no están dadas las razones que motivaron la presencia de Ferrari en el Mundial durante sesenta ediciones, único constructor que intervino ininterrumpidamente desde su inicio en 1950”, dice el texto.

Ferrari expresó también su desagrado por la forma en que la FIA ”adoptó decisiones tan graves rechazando una efectiva concertación con los constructores y las escuderías”.

”Esto ocurrió despreciando las reglas de gobierno que contribuyeron al desarrollo de la F-1 en los últimos 25 años, además de claros compromisos contractuales asumidos con Ferrari por parte de la propia FIA en materia de estabilidad reglamentaria”, agregó el texto.

La prioridad para el futuro, dijo Ferrari, son ”normas iguales para todos, estabilidad reglamentaria, continuidad del metódico y progresivo trabajo de disminución de los costos de parte de la FOTA y el gobierno de la F-1”.

”Si estos presupuestos indispensables no serán respetados y si los reglamentos decididos para 2010 no cambian, Ferrari no inscribirá sus monopostos en el próximo Mundial de F-1”, completó la escudería italiana.

Ferrari confió en que sus aficionados ”comprenderán que esta dolorosa decisión es coherente con el comportamiento que la escudería siempre tuvo en la defensa de los valores deportivos y técnicos del automovilismo y la F-1 en particular”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here