”Debemos ser competitivos desde el inicio, mantener o mejorar la fiabilidad que mostramos en 2010 y ser perfectos, no cometer errores”, comentó Domenicali.

Respecto a las secuelas que produjo Abu Dabi en los días posteriores a la pérdida del título mundial, Domenicali habló de la evidente decepción

”Yo ahora me encuentro con la motivación intacta, como el resto del equipo. Es evidente que era una oportunidad que teníamos que aprovechar y el que se escapara fue una decepción. Pero al igual que un futbolista que falla el penal clave, hay que sacarse esa idea de la cabeza lo antes posible”.

Y agregó: ”Intenté por todos los medios, al igual que el presidente (Montezemolo) que todo el equipo permaneciera frío. Luego analizar el error y por qué sucedió. Y también decirle a los chicos que dejaran de llorar, que todo debía acabar inmediatamente. Seguir llorando sólo era una forma de dar ventaja a nuestros rivales para el futuro”.

Para subsanar lo que ocurrió Ferrari ha reestructurado parte de su organigrama de ingeniería.

Chris Dyer fue destituido de su cargo, que ocupará Pat Fry.

Respecto de Alonso, el técnico italiano volvió a valorar su gran trabajo del año pasado.

”Debemos mantener ese ambiente creado en torno a él y a esa segunda parte de la temporada, que fue perfecta. Partimos de una base excepcional y hay que aprovecharla desde el inicio del próximo año”.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here