Estudiantes le ganó por 3-1 a Gimnasia y Esgrima y se quedó con la edición número 153 del clásico de la ciudad de La Plata, que se celebró en el estadio Juan Carlos Zerillo del Bosque, por la tercera fecha del Campeonato 2015 de Primera División.

Jonathan Schunke, a los 39m. del primer tiempo, Guido Carrillo y Ezequiel Cerutti (mediante un tiro penal), a los 2 y 44 minutos de la segunda etapa, marcaron los goles del ‘Pincha’, mientras que el delantero Pablo Vegetti, a los 6m. del complemento, descontó para el Lobo.

Ambos equipos terminaron con diez jugadores por las expulsiones de Leonardo Jara, a los 22m., en la visita y Maximiliano Coronel, a los 45m., por el local, ambos en la segunda etapa.

Estudiantes, que no mostró el buen fútbol de sus presentaciones anteriores en Libertadores y campeonato, fue práctico, contundente y con eso le alcanzó para quedarse con una nueva edición del clásico ante un Gimnasia preso de sus limitaciones.

De esta manera, el ‘Pincha’ estiró su racha ganadora y se quedó con once de los últimos 17 clásicos (sumando los dos de la Copa Sudamericana), con una victoria para el ‘Tripero’ (Clausura 2010 por 3-1) y cinco empates.

En un partido jugado con dientes apretados y pierna fuerte, Gimnasia tomó la iniciativa, ahogando con la presión la salida de Estudiantes, bloqueando la proyección de sus dos laterales, los uruguayos Aguirregaray y Pereira, y tratando de provocar el error.

Pese a que tuvo varias aproximaciones de peligro que obligaron a la intervención de Hilario Navarro, la más clara estuvo a los 32m., cuando Vegetti, con una chilena espectacular, empalmo de zurda y obligó al arquero correntino a una volada sensacional para mandar la pelota al córner, tras pegar la pelota en el travesaño.

La respuesta de la visita fue letal, ya que a los 39m., tras un cabezazo de Leandro Desábato que no fue gol por la gran reacción de Yair Bonnin para sacar la pelota por encima del travesaño, Jonathan Schunke, completamente solo, cabeceó para el 1-0 ante la mala salida del arquero local.

En la reanudación, tras el descanso, cuando apenas se jugaban dos minutos, Ezequiel Cerutti desbordó por izquierda y sacó el centro rasante para la entrada de Carrillo, que con un zurdazo potente puso las cosas 2-0.

El cachetazo madrugador no bajoneó a los dirigidos por Pedro Troglio que, por el contrario, comenzaron a apretar en busca del descuento rápido.

El técnico del ‘Lobo’ metió mano en el esquema táctico y mando a la cancha al delantero Nicolás Mazzola en lugar del mediocampista Rojas, buscando más presencia ofensiva en el área visitante.

Un cabezazo de Barsottini y un remate de Licht, ambos apenas desviados, fueron el aviso de lo que llegaría a los 6m., cuando Vegetti, con un cabezazo imposible para el arquero Navarro, achicó las cifras 2-1.

Gimnasia se fue con todo en busca del empate y Troglio puso toda la carne en el asador ante un Estudiantes que perdió el control de la pelota y quedó expuesto en todas sus flaquezas. Pero las propias limitaciones del local no le permitieron igualar el marcador.

Maximiliano Meza tuvo la más clara para empatar, a los 16m., cuando casi se mete dentro del arco con pelota y todo.
Estudiantes, que evidenciaba el cansancio por la exigencia de jugar Copa Libertadores y campeonato, sufrió la infantil expulsión de Leonardo Jara, que vio la roja por una patada desde atrás a Mendoza. Pero el ‘Lobo’ le facilitó la tarea con centros anunciados desde los costados.

Cuando el partido se diluía con un Gimnasia que atacaba a ciegas y un Estudiantes que se defendía con las pocas fuerzas que le quedaban, Cerutti se jugó la heróica y Medina lo bajó dentró del área. El atacante asumió la ejecución del penal y decretó la victoria de Estudiantes, por 3-1.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here