En una ciudad de Barcelona que estuvo convulsionada por la celebración de la Diada de Catalunya, el equipo norteamericano reflejó la palpable superioridad que muestra un combinado NBA sobre otro FIBA, a pesar de no haber viajado con sus principales astros.

Entonces, el elenco estadounidense se instaló en la definición del domingo en el Palacio de los Deportes de Madrid, enfrentándose al ganador del choque que mañana animarán Serbia y Francia, que dejó en el camino a la local España, y provocó el cimbronazo del campeonato.

Los parciales del cotejo desarrollado en el Palau Saint Jordi fueron los siguientes: EE. UU. 21-16, 43-35, 76-49 y 96-68

El alero James Harden, con 16 puntos (todos en el tercer cuarto), se erigió en el revulsivo que le permitió al campeón olímpico en Londres 2012 enderezar finalmente un partido que, a esa altura, aún no presentaba dueño fijo.

LEÉR MÁS  Sampaoli: "Debutaremos con un equipo extremandamente competetivo"

El encuentro arrancó parejo, porque el equipo lituano apostó a potenciar sus internos para no padecer inconvenientes en los tableros. Durante el comienzo, los bálticos lograron nivelar esa mayor longitud colectiva de los norteamericanos y se situaron 13-10 arriba en el tanteador.

Pero los dirigidos por Jonas Kazlauskas no supieron usufructuar una escasa eficacia (4-16 en tiros de cancha) del rival, cometieron 6 pérdidas en ese primer parcial y el partido se les volvió ‘cuesta arriba’, cuando apareció la mano de Thompson.

El tirador de los Golden State Warriors aportó 8 tantos (2 triples), un recupero y un bloqueo para permitir que los Estados Unidos se fueran con ventaja de 5 (21-16), luego de que los jueces le pitaran una técnica al banco del elenco europeo.

LEÉR MÁS  ¿Cuál será el equipo titular de la selección Argentina en el debut ante Islandia?

En el segundo segmento, el conjunto de Krzyzewski continuó ejecutando las riendas, para aprovechar la sobrecarga ofensiva bajo los tableros (11 rebotes), además de provocar desatenciones en el quinteto adversario (6 pérdidas más).

Thompson fue certero en la anotación (6 tantos), Rudy Gay se convirtió en pieza clave en la defensa (6 rebotes) y la diferencia se mantuvo entre los 6 y 10 unidades.

Lituania se mantuvo a tiro a partir de la mano del interno suplente Kuzminskas (12 puntos, 7 rebotes) y el parcial se cerró en 43-35, en favor de los yanquis.

La reanudación entregó una ráfaga furiosa para los Estados Unidos (10-0) y el encuentro se acabó. Un electrizante James Harden (7) llevó la distancia a 20 (57-37), cuando restaban 7m. 08s. El período culminó con una renta de 27.

LEÉR MÁS  Sampaoli: "Debutaremos con un equipo extremandamente competetivo"

Los diez minutos finales fueron ganados por un punto por los Estados Unidos (20-19), aunque eso solamente sirvió para la estadística, porque el ganador estaba resuelto de antemano.

-Síntesis-

EE.UU. (96): Stephen Curry 13, Kyrie Irving 18, James Harden 16, Kenneth Faried 9, Anthony Davis 8 (x) (FI) Klay Thompson 16, Derrick Rose 4, Rudy Gay 3, Demarcus Cousins 7 (x), Demar DeRozan 0, Mason Plumlee 2, Andre Drummond 0 DT: Mike Krzyzewski.

Lituania (68): Adas Juskevicius 12, Jonas Maciulis 2, Renaldas Seibutis 3, Donatas Motiejunas 2, Jonas Valanciunas 15 (fi) Paulius Jankunas 0, Martynas Pocius 10, Darius Lavrinovic 9, Mindaugas Kuzminskas 15, Kristof Lavrinovic 0, Simas Jasaitis 0, Sarunas Vasiliauskas 0 Dt: Jonas Kazlauskas.

Progresión: EE. UU. 21-16, 43-35, 76-49 y 96-68.

Arbitros: Reyes (México)-Radovic (Croacia)-Boltauzer (Eslovenia)

Estadio: Palau Saint Jordi (Barcelona).
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here