En España, el tema es Messi: ¿Qué pasa con su renovación en el Barça?

Del tema se debate en todos lados y mientras en Madrid no pierden la ocasión para presionar con el tiempo que se están tomando los dirigentes del club blaugrana para asegurar la continuidad de La Pulga, en Barcelona hablan de prudencia y de no dejarse llevar por los titulares de la prensa.
”Que la gente esté tranquila. Su renovación se hará como se tiene que hacer. Quiero que renueve, es muy importante; el esfuerzo y trabajo estará y haremos todo lo que haga falta. Cuando un club y un jugador quieren lo mismo… Es un matrimonio que se entiende tan bien que espero que se retire en el club”, dijo al respecto del futuro de Leo en el club el presidente de la institución, Josep María Bartomeu.
Y aunque las palabras de éste transmiten calma para los hinchas del Barça que quieren de una vez por todas ver estampada la firma del mejor jugador de su historia, acaso del mundo, lo cierto es que la renovación no llega porque tampoco existe hasta hoy la oferta.

Los salarios, un tema que preocupa
Ni siquiera el menos hincha del Barcelona podría pensar que no hay la suficiente intención de que Messi siga su carrera en el club y hasta se retire allí pero los dirigentes trascienden al hincha y saben que están ante un contrato que debe estar a la altura de su emblema aunque sin atentar contra las arcas de la institución, un ítem que le quita el sueño a los directivos.
”No podemos renovar a cualquier precio. Tenemos que renovar a los jugadores pensando que tenemos que ser sostenibles”, dijo Bartomeu a fin de 2016 cuando participó de una charla de fútbol y economía. ”Estamos un poco por encima de ese 65% máximo que se aconseja, pero es verdad que nos lo podemos permitir. Los agentes de los jugadores tienen que entender que no tenemos recursos ilimitados. Es algo preocupante. Si la masa salarial es muy alta, estás estancando el crecimiento de tu club”, agregó.
En mayo de 2014 el rosarino renovó hasta 2018 luego de una larga negociación en la que se acordó que ganaría 20 millones de euros brutos, más otros tres por ingresos variables. En junio pasado, en tanto, el club le hizo un ajuste mediante el cual la esa suma ascendía a 39,4 millones de euros por temporada. En el documento, además, se mantuvo la cláusula de 250 millones de euros para el caso de que otro club quisiera llevárselo.
Al respecto de las posibilidades del club para lograr una mejora sustancial en el contrato del argentino a la hora de presentar la oferta, Bartomeu manifestó: ”Intentamos que no supere una cifra del porcentaje de los ingresos (el 70%). Pero los acuerdos de patrocinios con Rakuten, Nike o Nestlé ayudan.
Luego señaló en este sentido que los ingresos del Barcelona, que ascenderán hasta los 695 millones de euros la próxima temporada según las previsiones del club son a precio ”de mercado” en comparación con el de otros clubes e instó a repensar los números a nivel macro. ”La UEFA tiene que hacer un esfuerzo en el Fair Play financiero. La UEFA ha hecho un paso adelante algo tímido. Los números del Barça son reales y a precio de mercado”, dijo.
Así las cosas, Lionel Messi sigue sin conocer cuál será la propuesta del Barcelona, el club que lo transformó en el mejor de su historia: ”El Barça me lo ha dado todo y estaré aquí el tiempo que ellos me quieran”, dijo el delantero argentino tiempo atrás.
La dirigencia del Barcelona aún no afinó los números que le ofrecerá a Lionel Messi para seguir. Lo que sí tiene claro, tal como lo expresó el presidente Josep María Bartomeu, es que el club no dejará que la masa salarial supere el 70% de sus ingresos. 
Si bien no hay números oficiales, se estipula que el FC Barcelona erogó cerca de 450 millones de euros en salarios sólo la última temporada y que sus ingresos rondan los 700 millones. Así, el porcentaje en sueldos es del 64,28%.
Cabe recordar, además, que Lionel Messi tiene desde hace mucho tiempo el status de jugador mejor pago del plantel y lo era en el mundo hasta que apareció la tremenda oferta de China por Tevez, pero el rosarino no querrá dejar de serlo, al menos en su club.
Compartir
Artículo anteriorRomero, ¿sí o Mou?
Artículo siguienteEl penal de Ezeiza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here