En el último minuto, Gimnasia le empató a Independiente en Avellaneda

Aun jugando con diez a lo largo de 70 minutos, el conjunto de Ariel Holan se mostró superior al conducido interinamente por Hernán Ortiz y mereció un triunfo que se le fue de las manos cuando en el estadio todo era festejo.

Independiente ganaba con uno menos en el estadio Libertadores de América, pero se le escapó en el último minuto y terminó empatando 2-2 con Gimnasia, en un partido por la 27ª fecha de la Superliga. Martín Benítez abrió la cuenta para el Rojo, que enseguida sufrió la expulsión de Nicolás Figal; Brahian Alemán, de penal, igualó transitoriamente. Ya en el complemento, el ingresado Emmanuel Gigliotti parecía encaminar el triunfo del local, pero el también ingresado Ezequiel Bonifacio selló la igualdad para el Lobo en forma agónica. Con este resultado, el equipo dirigido por Ariel Holan dejó para la última jornada la chance de competir en la Copa Libertadores 2019. El conjunto platense, dirigido interinamente por Hernán Ortiz, logró cortar así una racha de seis derrotas consecutivas y en la tabla está apenas un peldaño por encima de los cuatro conjuntos ya descendidos del torneo.

Independiente impuso sus condiciones ya desde los 9 minutos tras un pase largo del uruguayo Diego Rodríguez, un buen centro atrás de Silvio Romero y el olfato del misionero Benítez –que en la previa del partido se ganó la ovación del público– lo dejaba en ventaja. Con todo a favor, el local tuvo su minuto fatal, ya que Figal derribó en el área a Contín, Trucco expulsó al defensor y cobró el penal que el uruguayo Alemán cambió por gol.

En el complemento, el Rojo intentó que no se note su hombre de menos, pero Gimnasia exigió a Campaña, que tuvo dos atajadas ante Contín y Monti. En el peor momento del Diablo, el lateral Bustos rompió con una diagonal de derecha hacia al centro, habilitó a Meza y éste cedió para el ingresado Gigliotti, quien definió con el arco vacío. Se desató así el festejo alocado de Independiente, que sacaba boleto a la próxima Libertadores.

Sin embargo, en el último minuto, el Lobo platense ahogó la fiesta. Rinaudo le dio un gran pase a Colazo y el ex Boca la metió de primera al medio para el ingreso en soledad de Bonifacio, que selló el 2-2 agónico para Gimnasia, un equipo que exhibió carencias aun con un jugador más durante 70 minutos.

“Merecíamos ganarlo, sin ninguna duda. Hasta con diez jugadores fuimos superiores”, dijo Holan tras el empate que dejó con gusto a poco a Independiente, que suma 46 puntos y, si bien está en zona de Libertadores, deberá definir la clasificación en Santa Fe ante Unión, equipo involucrado en la pelea por un boleto a la Copa Sudamericana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here