En Cuiabá la alegría fue toda chilena

Los goles del conjunto trasandino los anotaron el delantero Alexis Sánchez (12m. PT), el enganche Jorge Valdivia (14m. PT) y el atacante Jean Beausejour (47m.ST), mientras que el goleador Tim Cahill (35m. PT) descontó para el equipo que conduce Ange Postecoglou.

Chile, con esta victoria, lidera la zona con tres puntos junto a Holanda, que previamente goleó a España, actual campeón mundial, por 5 a 1, en el Arena Fonta Nova, de Salvador.

El conjunto chileno asumió el protagonismo desde el comienzo, se plantó en campo rival, presionó en la mitad de la cancha, manejó con criterio la pelota y fue profundo y punzante en ataque.

Chile, que jugó con un esquema táctico 4-3-1-2 flexible, tardó 10 minutos en ser preciso pero una vez que lo fue, dejó en claro la diferencia de jearaquía que existe entre un equipo y otro.

Ni siquiera necesitó de la participación, en el juego en sí, de su máxima figura, Arturo Vidal, que finalmente fue titular, tras estar en duda durante toda la semana. El volante de Juventus, de Italia, que monopolizó la atención mediática en los últimos días, lució completamente recuperado de la rotura del menisco exterior de su pierna derecha desde lo físico, pero a la vez falto de ritmo y fútbol.

A Chile le alcanzó, primero, con ajustar algunos detalles en su juego y después marcó al capitalizar la primera falla de la frágil defensa australiana. De esa manera, a los 12 minutos, Alexis Sánchez, figura de Barcelona, de España, estableció el 1 a 0, con una definición digna de potrero. El conjunto de Sampaoli no se conformó y en una réplica veloz, comandada por Sánchez, marcó el 2 a 0, con un exquisito remate de Valdivia desde afuera del área, 120 segundos más tarde.

Australia, a todo esto, tardó un cuarto de hora en reaccionar, pero con el empuje de Mark Bresciano y Mark Milligan, más la movilidad y peligrosidad de Cahill niveló el desarrollo del juego. El equipo de Postecoglou, que dispuso un 4-4-2, llegó el descuento por la vía más conveniente: un centro desde la derecha de Ivan Franjic fue conectado de cabeza por Cahill, la estrella australiana, para anotar el descuento.

Es que Chile es el equipo con menor promedio de altura del Mundial. Y 120 segundos más tarde, apareció otra vez el delantero de los New York Red Bulls, de la liga estadounidense, pero el arquero Claudio Bravo respondió de manera brillante ante un certero remate. Esos 10 minutos finales de la etapa inicial mostraron a un Chile desatento y displicente, algo que fue aprovechado por el conjunto de Oceanía para meterse de nuevo en el partido, más algunos desacoples defensivos.

El segundo tiempo tuvo otra dinámica respecto del primero: Australia salió más confiado y le jugó de igual a igual al equipo de Sampaoli, que se olvidó de todo lo bueno que había realizado en el cuarto de hora inicial de partido. Es más, a los 11 minutos, Mark Bresciano, de volea, exigió otra estupenda respuesta de Bravo, a esa altura la figura de la cancha.

Sin embargo, Chile también contó con una clarísima situación de gol en los pies de Eduardo Vargas, pero Alex Wilkinson salvó sobre la línea. Quedó claro que el partido se abrió, se quebraron los sistemas y se hizo de ida y vuelta, aunque mal jugado.

El tiempo pasó y Chile, sobre el final, marcó el 3 a 1 con un lindo gol de Beausejour y sumó tres puntos claves en su objetivo de alcanzar los octavos de final. Además logró su primer triunfo sobre Australia en Copas del Mundo, ya que anteriormente habían empatdo sin goles en Alemania 1974.

El conjunto de Sampaoli dentro de cinco días jugará frente a España en el estadio Maracaná de Río de Janeiro y el 23 cerrará su participación en la fase de grupos ante Holanda en el Arena de San Pablo; mientras que Australia se medirá en las mismas fechas con los holandeses en el Beira-Rio, de Porto Alegre y en el Arena da Baixada, de Curitiba, respectivamente.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here