El Dakar 2016 cerró una edición muy cambiante y peleada, con la 13° etapa de 699 kilómetros totales y 180 km de especial para todas las categorías, entre Villa Carlos Paz y Rosario, donde se celebraba esta tarde el podio final frente al Monumento a la Bandera.
Al cabo de 9.000 kilómetros de agotador recorrido, desde Buenos Aires, pasando por Uyuni (Bolivia) hasta finalizar en Rosario, frente al río Paraná, de los 347 competidores que largaron quedaban ayer menos de la mitad, sólo 221 disputando esta octava edición del Dakar en Sudamérica.

La última especial, que incluyó pistas sinuosas con subidas-bajadas, otras más rápidas en arena o de entorno pedregoso, no significó una gran complicación para los competidores pero fueron algo más que un trámite, por lo que los nuevos campeones resignaron la victoria de etapa para llevarse el premio mayor.

Es así que Stephane Peterhansel, una leyenda viva del Dakar, ganó hoy su 12° título del rally, el sexto en autos, y le dio el primero a la marca Peugeot, al concluir noveno la especial, a 7m. 39s, de su compañero de equipo y ganador de la etapa, Sebastien Loeb.
Peterhansel, merecidamente conocido como ”Monsieur Dakar”, ganador de tres etapas en esta edición, lideró la general del 38° Dakar y 8° en Sudamérica, con un tiempo total de 45h. 22m. 10s., en un podio que completaron el qatarí Nasser Al Attiyah (MINI), a 34m. 58s., y el sudafricano Giniel De Villiers (Toyoya), a 1h. 02m. 47s..

“Es extraordinario, estoy muy satisfecho porque escribimos una página en la historia de Peugeot, gracias al trabajo del equipo estos dos últimos años. Siempre soñé con una victoria con un fabricante francés”, dijo tras esta nueva consagración, que según dio a entender es el paso previo a su retiro del Dakar.

El ex campeón Al Attiyah, quien había llegado a este Dakar 2016 convencido de que revalidaría su corona del año anterior, aceptó tras una semana de competencia que el MINI del X-Raid solo podía luchar por el segundo o tercer lugar en el podio frente a la solidez del joven equipo Peugeot.

El qatarí logró sus únicas dos victorias en la octava y 11º etapa y luchó hasta el final para quedarse con el segundo lugar y salvó así el orgullo de los autos alemanes, vapuleados desde el comienzo.

”Estoy contento de terminar segundo, es un buen resultado. Cuando empezamos la carrera, pensaba que era posible el podio, pero no sabía muy bien en qué puesto. Estoy mun contento”, aseguró antes de despedirse con un ”soy libre para el año que viene”, en un claro mensaje para Peugeot.

El debutante Mikko Hirvonen (MINI), el francés Leeroy Poulter (Toyota), el catalán Nani Roma (MINI), el francés Cyril Despres (Peugeot); el ruso Vladimir Vasilev (Toyota) y el francés Sebastien Loeb (Peugeot) completaron la nómina de los 10 mejores del Dakar 2016.

El mendocino Orly Terranova (MINI), séptimo hoy, fue el mejor argentino de la categoría autos tras terminar en la general en el 12º puesto, mientras que Emiliano Spataro (Duster), 11º en la etapa, terminó 18º en la general tras sufrir serios inconvenientes mecánicos en las últimas dos jornadas.

El joven salteño Kevin Benavides (Honda), una gran promesa del Dakar, concluyó en el cuarto lugar de la clasificación general de la categoría motos, que consagró campeón por primera vez al australiano Price (KTM).

Price hizo historia al ser el primer australiano en ganar la competencia y el primero en hacerlo en su segundo Dakar, aunque Benavides, también escribió la suya al ser el único argentino en ganar una etapa, subir cinco veces al podio y terminar entres los cuatro mejores de este año.

Benavides obtuvo hoy el segundo lugar en la especial a 1m. 41s. del ganador hoy, el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna).
Price terminó cuarto en la etapa, a 4m. 22s. del ganador, pero conquistó el título en motos con un tiempo total de 48h 09m 15s, en un podio que completan el checo Stefan Svitko (KTM) a 39m. 41s. y el chileno Quintanilla, a 48m. 48s.

En la general, Price terminó con un tiempo de 48h. 09m. 15s., segundo Svitko a 39m. 41s.; Quintanilla tercero a 48m. 48s.; cuarto Benavides a 54m. 47s. y quinto Helder Rodrigues a 55m. 44s.

El regreso de los hermanos Patronelli (Yamaha) no pasó desapercibido este año y el menor, Marcos (35). conquistó hoy su tercer título de Dakar en cuatriciclos y completó un 1-2 en el podio de esta edición con su hermano Alejandro (37, Yamaha), con quien suman cinco victorias en los ocho rally disputados en Sudamérica.

Marcos completó la 13° y última etapa en el sexto lugar, a 15m. 37s. del ganador, el sudafricano Baragwanath (en 2h. 07m. 18s.), y Alejandro octavo, a 16m. 37s.

“No pensé que iba a ganar este Dakar porque al principio es como que no pegaba una, pero finalmente se dio”, recordó Marcos, que antes de bajarse del cuatri por unos días, le agradeció a “todos los argentinos, que estuvieron alentando en cada puente, cada camino y cada pueblo”.

Marcos había ganado ya tres etapas este año y terminó al frente de la general con un tiempo total de 58h. 47m. 41s., seguido por Alejandro a 5m. 23s. y por Baragwanath a 1h. 41m. 53s.

El menor de los hermanos de Las Flores había ganado antes las ediciones 2010 y 2013, había abandonado en 2014 y dejó pasar 2015 sin disputar el rally.

En camiones, el cordobés Federico Villagra obtuvo un histórico tercer puesto en la categoría camiones del rally Dakar, que concluyó hoy con la 13° y última etapa entre Villa Carlos Paz y Rosario, en la que el piloto de Iveco terminó también tercero, a 3m 16s del líder Hans Stacey (Man).

El ”Coyote” Villagra, quien ya había disputado dos Dakar pero en autos (con Mini y Ford Ranger), completó un excepcional debut en camiones, una categoría dominada históricamente por europeos, llegando en el podio de la general detrás del holandés Gerard De Rooy (Iveco), a 1h. 40m. 55s,, y del ruso Airat Mardeev (Kamaz).

Es así que el Dakar 2016 tendrán así tres argentinos, Villagra y los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli. El salteño Kevin Benavides quedó cuarto en motos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here