El Muñeco sostuvo que el ”plato fuerte empezará el jueves” cuando se vuelvan a enfrentar por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, donde dejó entrever la posibilidad de jugar ”con un doble cinco, sin renunciar al buen juego”.

”Fue un partido parejo, malo, feo para ver. Hubo dos equipos que se respetaron mucho y se jugó al error del otro. Esperaba algo más de Boca. A nosotros no nos sobra demasiado. Ellos tuvieron una ráfaga de tres minutos al final y se quedaron con el clásico. Pero el plato fuerte empieza el jueves”, afirmó Gallardo en diálogo con Fox Sports.

”Lo de Boca de ayer fue más terrenal, más parecido a nuestro momento. Apostó a la segunda jugada, buscó a Osvaldo con muchos pelotazos. Nosotros tuvimos que adaptarnos, se esperaba más de los dos -admitió, con cierta autocrítica-, pero más de Boca por el gran nivel que mostró en la Copa”, agregó.

Y siguió: ”Nosotros tuvimos más control de pelota, ellos estuvieron imprecisos, no encontraron sociedades. Nos ganaron con más fervor que juego. Era para un 0-0, pero los cambios le salieron bien a Arruabarrena”, opinó en relación al triunfo que le dejó a Boca la punta en soledad del torneo de Primera División.

Gallardo luego habló sobre el partido del jueves en el estadio Monumental, por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

”No hay que dejar de pensar en lo que pasó, porque va a ser parecido a lo que se viene. Va a ser un partido más apretado, pero nosotros, a diferencia de Boca, vamos a asumir el protagonismo, vamos a hacernos fuertes de local, vamos a tener precisión, y vamos a ser más agresivos de mitad de cancha hacia adelante”, prometió.

”A veces tenés que esperar seis meses para una revancha. A nosotros nos toca en cuatro días. Para el que tiene la sangre en el ojo, como mis jugadores, es lo mejor que le puede pasar. El resultado es condicionante, pero el plato fuerte empieza el jueves”, reiteró.

Y apuntó que ninguno ”de los dos equipos mostró su mejor fútbol. Es cierto que el partido de ayer puede darle más confianza a un equipo, pero también lo es que el encuentro del jueves es la posibilidad de volver a sacar pecho. Estamos con vida”, enfatizó.

Gallardo, de cara al duelo del jueves, dejó entrever la chance de que Leonardo Ponzio y Matías Kranevitter, dos cinco clásicos, jueguen juntos.

”Tenemos que ser mas consistentes tanto en defensa como el ataque -aseguró con algo de autocrítica-. Y si es necesario pueden jugar juntos Ponzio y Kranevitter. Y no sería no morir con las botas puestas (cambiar el dibujo), sino ser realistas con el momento de los jugadores, del funcionamiento del equipo y de la jerarquía del rival al que te enfrentas”, explicó.

Gallardo, que hoy condujo la práctica a puertas cerradas en el estadio Monumental de Núñez, más allá de los interrogantes que le dejó la derrota de ayer, anticipó que no hará ”muchos cambios” para el partido del jueves.

”Voy a ver quienes están para jugar el jueves. No habrá demasiados cambios. No tenemos mucho más que esto”, se sinceró.

Si bien el equipo lo definirá recién en las prácticas de mañana y el miércoles, es probable que River forme con Marcelo Barovero; Emanuel Mammana, Jonathan Maidana, Germán Pezzella o Ramiro Funes Mori y Leonel Vangioni; Kranevitter; Carlos Sánchez, Ponzio y Ariel Rojas o Leonardo Pisculichi; Teófilo Gutiérrez o Fernando Cavenaghi y Rodrigo Mora.

”La explicación de la diferencia del River del semestre anterior, respecto del presente, la daría en una extensa charla de café. Nunca quisimos bajarnos de esa idea de juego, la propuesta no cambió, pero a veces estos partidos te llevan a jugar de otra manera”, se excusó.

”No nos desarmamos, pero tampoco llegaron muchos refuerzos. Igual no me voy a refugiar en eso. Somos los que estamos. Por eso quiero decirle a la gente que nos acompañe porque este equipo le dio satisfacciones. Y además estamos con vida”, finalizó.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here