El gol que pudo haber cambiado la historia en el Monumental

Nicolás Capaldo, de 21 años, es uno de los proyectos hechos realidad de las inferiores de Boca. A tal punto es así, que en lo que va del semestre fue uno de los jugados más usados por Gustavo Alfaro. Pero la de este martes en el Monumental, por la ida de la semifinal de la Copa Libertadores, no fue su mejor tarde.

Cuando iban 42 minutos del partido y el Millonario se imponía 1-0 tras el gol de penal de Rafael Santos Borré, el volante erró un gol insólito, de esos que no lo van a dejar dormir por varias noches.

Ramón Ábila encabezó una contra y asistió al pibe que quedó pie a mano con Franco Armani y con mucho tiempo. Pero a la hora de ejecutar se le nubló la visión y tiró la pelota a la tribuna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here