La medida se tomó por unanimidad por el Ministerio de Seguridad, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el Ministerio Público Fiscal, la AFA y la Policía Federal, organismos que integran el Comité de Seguridad en el fútbol y obedeció a que la institución comercializó esas 1.710 entradas, que correspondían a los socios.

Cabe destacar que el Comité de Seguridad en el Fútbol apercibió al club de Núñez el 25 de septiembre para que no venda esas localidades.

La disposición del ente de seguridad especificaba que River debía efectuar el canje de entradas para socios de todos los sectores del estadio Monumental, menos las plateas San Martín y Belgrano medias y bajas, que están destinadas a los abonados.

Asimismo, el organismo le requirió al club, una vez finalizado el canje de localidades, que enviara una nota con la cantidad y modalidad de comercialización del remanente.

River, a todo ésto, se dio como notificado de estas medidas al día siguiente.

Sin embargo, el Comité de Seguridad en el Fútbol se enteró el 30 de septiembre que River comercializó las plateas del codo de la Centenario altas y violó la disposición.

Por tal motivo, hoy le clausuraron ese sector del estadio, pese a que River se hizo cargo ayer del error y mandó una notificación.
Ahora la institución que preside Daniel Alberto Passarella deberá devolverle el dinero (591.000 pesos) a las personas que compraron esas 1.710 entradas, intimado por el Comité de Seguridad en el Fútbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here