Después de Alonso, otro milagro en el automovilismo

El del domingo fue un día de fuertes choques y milagros en el automovilismo. A la vista de todos, Fernando Alonso lo vivió en la Fórmula 1 con un tremendo accidente que no le ocasionó heridas en el comienzo de la temporada. En Inglaterra, Stephen Bond corrió una suerte parecida en una carrera de autos antiguos. Eso sí, terminó con la clavícula rota.

El accidente se dio durante la edición 74 del encuentro de Goodwood, un festival británico que reúne a diferentes tipos de autos históricos y los hace correr para rememorar viejos tiempos. Entre los invitados a la edición de 2016 estaba el ex F1 Gerhard Berger.

LEÉR MÁS  Tapia sigue estirando la elección del próximo DT

Pero no fue el ex Ferrari el protagonista de la jornada. En la carrera de autos de principios de los 60, Bond pagó caro un error de un colega. En la entrada de la recta del circuito, un auto se cruzó en la pista y embistió al Lotus 18 que venía en velocidad. Tras ese toque, el auto de Bond volcó y comenzó a dar vueltas en el aire hasta que cayó detrás de un arbusto

La imagen fue espectacular y asustó a todos, especialmente por lo expuestos que están los pilotos en esos autos. Pero Bond apenas sufrió la fractura de una de sus clavículas. Un verdadero milagro.

LEÉR MÁS  River y Marcelo Gallardo, otra vez, entre los mejores del mundo

El accidente de Alonso en Australia:


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here