Tras el gran nivel que había mostrado en Indian Wells, derrotando a Andy Murray y a Novak Djokovic y perdiendo en la final ante un inspirado Rafael Nadal, la caída de Juan Martín del Potro en su presentación en Miami fue una de las mayores sorpresas. No solo por lo prematuro, sino también por la forma.

El tandilense dejó escapar ante el alemán Tobian Kamke un partido que manejaba con tranquilidad y en el cual estaba 5-2 arriba en el primer set, con puntos para cerrar el parcial a su favor. Sin embargo, tras errar esas posibilidades, ”La Torre” perdió toda concentración y su juego se vino abajo, permitiendo el crecimiento de su rival y su posterior victoria.

Tras este episodio, Del Potro emitió un comunicado explicando lo ocurrido ese día: ”Agradezco la preocupación y el apoyo que recibo constantemente, y más después de haber participado en Miami. No me encontraba en las mejores condiciones anímicas por un problema de salud de un familiar. De ninguna manera es la excusa de la derrota, aunque me fue difícil enfocarme en el tenis. Por suerte ya está todo mejor. Ahora es tiempo de estar con mi familia”, argumentó el jugador.

Además, confirmó que sufre de un esguince de grado 1 de ligamentos de la muñeca izquierda.

”La gira que empecé en febrero da un balance positivo, aun pese a la lesión en la muñeca izquierda. Visité al doctor Richard Berger antes de jugar en Indian Wells y sigo con el tratamiento que me aconsejó. Después del descanso, comenzaré a entrenarme en polvo de ladrillo para regresar al circuito”.

Finalmente, señaló: ”Como siempre, gracias por el respeto de los que siguen mi carrera. Seguiré preparándome con el objetivo de acercarme a los puestos de arriba y luchar en los grandes torneos”.

Las expresiones del tenista ayudan a entender los motivos por los cuales se lo notó fastidioso durante su debut en Miami, donde las cámaras incluso llegaron a tomar un reproche hacia su entrenador en medio del encuentro.

Ahora, el tenista mejor rankeado de Argentina descansará para recuperarse de su lesión y luego retomará los entrenamientos de cara a la temporada de polvo de ladrillo, que tendrá al Grand Slam de Roland Garros como plato fuerte. Aunque ya confirmó su baja, por segundo año consecutivo, en el Masters 1000 de Montecarlo, aún no definió si retomará la actividad en el ATP de Estoril, certamen que ganó en 2011 y 2012, o en el Masters 1000 de Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here