El partido fue retrasado por la lluvia. De hecho, la cuarta jornada del Abierto de Australia viene siendo afectada fuertemente por el clima, ya que los partidos en las canchas exteriores fueron suspendidos por tres horas al entrar en vigor la ”política de calor extremo”, que frena cotejos y entrenamientos a partir de un determinado coeficiente de humedad y temperatura. 

LEÉR MÁS  River se quedó con el primer superclásico del año frente a Boca en Mar del Plata

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here