Del Potro, 51 del ranking mundial, superó a Fish (14) dos veces, en Los Angeles 2008 y Delray Beach 2011, y perdió otras dos, en Memphis 2007 y San José 2009.

El argentino, campeón este año en Delray Beach (octavo título de su carrera a los 22 años), se instaló en los octavos de final de Miami tras superar al brasileño Ricardo Mello (79), al alemán Philip Kohlschreiber (32) y al sueco Robin Soderling (4).

Si Del Potro supera a Fish, su rival en cuartos de final será un español: el ganador del cruce que animarán David Ferrer (6) y Marcel Granollers (55).

Del Potro viene de ganarle por 6-3 y 6-2 a Soderling, número cuatro del mundo, en lo que significó su primer triunfo frente a un tenista ubicado entre los diez mejores del mundo desde el Masters 2009 cuando justamente su vencido fue el sueco en las semifinales.

El tandilense llegó a Miami tras alcanzar las semifinales hace dos semanas en el Masters 1000 de Indian Wells.

Del Potro, quien se reinsertó este año al circuito luego de ser operado de la muñeca derecha, está atravesando un gran momento tenístico, el cual se ve reflejado notoriamente en el ranking.

En febrero pasado, Del Potro comenzó la gira por Estados Unidos en el puesto 484 y de ahí en más comenzó su notable escalada en el ranking.

Primero alcanzó las semifinales de San José -perdió con Fernando Verdasco, número 9 del mundo- para colocarse 298 del mundo.

Luego llegó a las semifinales de Memphis -cayó ante Andy Roddick, octavo del ranking- para saltar al puesto 166.

Y cerró el mes conquistando el título en Delray Beach, lo que lo catapultó al 90no. lugar.

Luego de su formidable actuación en Indian Wells, donde perdió en las semifinales con el español Rafael Nadal, número uno del mundo, el tandilense escaló hasta el puesto 51.

Y con su actuación en Miami, Del Potro ya se ganó un lugar entre los 45 mejores del mundo.

De esta manera, el argentino, en su gira por Estados Unidos perdió apenas tres partidos y todos ellos contra tenistas ubicados entre los diez mejores del mundo.

Por su parte, pese a jugar en un muy buen nivel, Juan Mónaco cayó ayer por 7-6 (7-4) y 6-4 frente al suizo Roger Federer, número tres del mundo, por la tercera ronda del Masters 1000 de Miami.

Por su parte, el argentino Carlos Berlocq perdió con el checo Tomas Berdych, siete del ranking, por 7-6 (10-8) y 7-5.

En un partido que comenzó muy parejo, el argentino contó con una chance de quiebre en el primer game pero no la pudo aprovechar y a continuación cedió su saque.

No obstante, Mónaco se recuperó inmediatamente, le quebró el servicio al suizo y achicó la diferencia a 2-1.

Ambos tenistas mantuvieron sus respectivos saques y entonces el suizo se colocó 3-2 arriba.

En el sexto juego, Federer contó con dos chances de quiebre pero Mónaco se defendió muy bien y consiguió mantener su saque pese a comenzar el game 0-30.

Mónaco jugó un partido muy digno ante el número tres del mundo que, por momentos, lo superó en velocidad pero sin embargo no se pudo distanciar en el marcador.

A continuación, Federer jugó otro game perfecto con su saque y se puso 4-3 adelante.

Mónaco continuó exigiendo al máximo su saque y con una efectividad de 71 por ciento de puntos ganados con su primer servicio, pudo mantener la paridad.

Como ambos tenistas siguieron ganando cada uno su saque, el encuentro se mantuvo parejo.

Para ello hubo dos razones muy marcadas: Federer erró mucho con su golpe de derecha y Mónaco jugó en un nivel superlativo.

En el duodécimo juego, Mónaco sacó 5-6 y 0-40 pero ganó cinco puntos consecutivos para levantar los tres sets points en contra y forzar el tie break.

Al igual que todo el set, el tie break fue muy parejo y se definió para el suizo porque fue quien más buscó ganar los puntos.

El siguiente set siguió la tónica de la segunda parte del primer parcial con los dos jugadores ganando sus games de saque.

Cada uno fue manteniendo su servicio con una alta cuota de puntos ganados con el primer saque hasta el 4-4.

Federer ganó el 91 por ciento de los puntos que jugó con su primer servicio y Mónaco el 92 por ciento para hacer un partido muy parejo.

Eso marcó que el suizo ganó 10 de los 11 puntos que jugó con su primer servicio y el argentino 13 de 14.

De hecho, ninguno de los dos contó con chances de quiebre sobre el saque del rival.

Pero como muchas veces ocurre en el tenis, cuando llegan los games definitorios los mejores tenistas sacan a relucir todo su repertorio.

Y así lo hizo Federer en el noveno juego, en el que presionó a Mónaco con sus devoluciones y consiguió un quiebre fundamental para colocarse 5-4 arriba.

En el juego siguiente, el suizo no falló con saque y así cerró en una hora y cuarenta y cuatro minutos un partido que le costó mucho más de lo esperado.

Federer se medirá en octavos de final ante el ganador del cruce entre el belga Olivier Rochus (89) y el ruso Mikhail Youzhny (14).

El otro argentino que salió a la cancha fue Carlos Berlocq (72), quien jugó un gran partido pero finalmente cayó ante el checo Tomas Berdych, número siete del mundo.

Berlocq le jugó de igual a igual al checo y en el primer set contó con una ventaja de 5-4 y 30-0 con su saque y luego desperdició tres sets point en el tie break, uno de ellos con una doble falta.

Pese a caer en el primer parcial, el argentino siguió luchando frente a Berdych, quien recién lo pudo desnivelar en el undécimo juego del segundo parcial cuando le quebró el saque para adelantarse 6-5 en el marcador.

En el juego siguiente, el checo cerró el pleito con su saque y se llevó una ajustada victoria en dos horas y 16 minutos de juego.

En tanto, en dobles femenino, la tigrense Dulko y la italiana Pennetta, líderes del ranking mundial de la WTA, buscarán las semifinales de un torneo en el que defienden muchos puntos debido a que son las campeonas vigentes.

Dulko (1) y Pennetta (1) jugarán alrededor de las 21 ante la dupla española conformada por María José Martínez Sánchez (14) y Anabel Medina Garrigues (25).

La argentina y la italiana avanzaron a cuartos de final tras dejar en el camino a Olga Govortsova (Bielorrusia, 27) y Alla Kudryavtseva (Rusia, 38) por 6-1 y 6-1 y a Julia Georges (Alemania, 35) y Lisa Raymond (EEUU, 10) por 6-2 y 6-4.

En el caso de instalarse en semifinales, se encontrarán en esa instancia con las ganadoras del cruce entre Liezel Huber (EEUU, 3) y Nadia Petrova (Rusia, 8) ante Sloane Stephens (EEUU, 375) y Yanina Wickmayer (Bélgica, 309).

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here