Los dos ex futbolistas se fueron al vestuario discutiendo y hubo algunos gritos. ”Yo no te boludeo, yo digo las cosas en la cara”, dijo el astro mientras sus compañeros se lo llevaban para el túnel. Pero la guerra empezó mucho antes.
Se conocieron en Boca en 1995, eran compinches dentro y fuera de la cancha. Maradona incluso lo dejaba ejecutar algunos tiros libres, pero cada tanto tenían algún cruce.
Del amor al odio en el Mundial 2010
El 28 de marzo de 2009, tras casi cinco años Juan Sebastián Verón volvió a jugar para la Selección en Argentina. Faltando poco más de 15 minutos para el final de la goleada 4 a 0 ante Venezuela, Diego Maradona lo mandó al campo por Carlos Tevez.
El Monumental aplaudió al Apache y silbó a la Bruja, repitió los abucheos cada vez que el volante tocó la pelota hasta que apareció Maradona y pidió que lo alentaran. Como si fuera magia, el estadio coreó el nombre del presidente de Estudiantes.
El DT llevó al jugador al Mundial de Sudáfrica 2010, para él era su Xavi. Jugó en el debut ante Nigeria, descansó en el segundo partido ante Corea del Sur y volvió a ser titular ante Grecia, luego no tuvo minutos en los encuentros de octavos y cuartos de final.
”Maradona es contradictorio en algunas cosas. Primero me pidió que fuera el Xavi del equipo y después no jugué. Igual, no hubo ninguna pelea”, dijo Verón e ironizó que lo llevó de paseo.
El volante era el técnico dentro de la cancha y en tierras africanas se encargó de programar algunos trabajos durante la mañana, momento del día en que el entrenador prefería no practicar.
La AFA
”Verón me traicionó, como a Caldera (por José Luis Calderón). Ahora se hace el dirigente. Ni con él ni con el padre quiero saber nada, no doy un paso adelante con él”, dijo Maradona tras salir de su reunión con Primo Corvaro para intentar normalizar la AFA.
”No sirve nada de lo que dice, no suma. Es poco serio. En los últimos tiempos dijo que a Messi le faltaba personalidad y después afirmó que lo iba a convencer para que vuelva a la Selección Argentina dándole un beso y un abrazo. Maradona es Maradona y puede decir y hacer lo que tenga la gana. Me gustaría hablarlo cara a cara con él”, respondió la Bruja.
”Yo no tuve ni tengo problemas con Maradona, él se ve que sí los tiene conmigo. Cuando tenés una cámara, es fácil decir esas cosas. Distinto es hacerlo frente a frente. Cuando nos miramos a los ojos, yo sé lo que me dijo o no. Tampoco me parece bien que hable de mi viejo”, concluyó.
Tras el partido por la Paz, Maradona se acotó a decir: ”No voy a hablar sobre un jugador que admiré mucho”.
”No vale la pena entrar en detalles sobre lo que sucedió, ya está. No sé por qué pasó todo esto. Maradona es un buen tipo pero no está en condiciones para que se lo tome en serio. Me da lástima. La gente le sigue dando bola pero no tiene sentido”, dijo Verón.
LEÉR MÁS  Gremio frustró a Independiente en los penales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here