El chileno Pablo Quintanilla (KTM) fue el ganador y no sólo se adjudicó la primera etapa dakariana de su historial, sino que además se llevó la victoria de una de las más ”estresantes” y ”caóticas” que han tenido los pilotos de motos, según definió el campeón Marc Coma (KTM).

Las condiciones meteorológicas, el frío intenso y la lluvia fueron las que condicionaron la segunda parte del maratón y le dieron un tinte de dramatismo, ya que en algunas partes del salar había lugares en los que había medio metro de agua. ”Creo que se ha pasado un límite que no se tendría que a haber pasado”, recalcó Coma a Télam.

Además, los pilotos revelaron que muchas partes del camino ya estaban rotas por el paso de los autos el día anterior.

La organización decidió acortar la primera parte de la especial que inicialmente tenía 350 kilómetros a 250, y se atrasó la largada unos 50 minutos.

En esos cien kilómetros que se cortaron, los pilotos iban a ir en carrera a 4.200 metros de altura sobre el nivel del mar, pero se anuló el tramo debido al frío extremo y a las precipitaciones de nieve, indicaron los organizadores en un comunicado.

LEÉR MÁS  “Adiós, Mascherano”: el jugador argentino no jugará más en el Barcelona

Largar desde ese majestuoso salar con agua acumulada dañó los motores de las motos, que tuvieron en la de hoy una de las etapas con más abandonos, 10 de ellos por hipotermia.

Cuando el sol comenzaba a perder fuerza en Iquique y la polémica de la largada repicaba en cada rincón del campamento, el director del Dakar, el francés Etienne Lavigne, aseguró que ”las condiciones estaban para largar” en base a los boletines meteorológicos que manejaban.

”Sabíamos que las condiciones iban hacia las 10, como realmente ocurrió. Así es un Dakar”, afirmó en un breve contacto con la prensa.

A su vez, David Castera, director de la carrera, aseguró que los pilotos no deben olvidar que esto es un Dakar. ”A mí me hubiera gustado correr esta etapa”, enfatizó.

LEÉR MÁS  Copa Sudamericana: Independiente busca un nuevo “maracanazo” en Brasil

El español Juan Pedrero García (Yamaha) llegó como escolta a 11 segundos del ganador, tercero fue el checo Stefan Svitko (KTM), cuarto el australiano Toby Price (KTM) y quinta la española Laia Sanz (Honda), en su mejor actuación en un Dakar.

En tanto, Coma, quien este lunes recuperó la punta tras el inconveniente que mantuvo detenido a Barreda casi dos horas, llegó noveno, a 7m37s del chileno Quintanilla.

En cuatri, el cordobés Gonzalez Ferioli, de 19 años, ganó su primera etapa con un tiempo de 3h43m35s, en su segundo año en el Dakar, al que llegó el año pasado como el piloto más joven de la historia del rally.

”Estoy muy contento porque trabajé todo el año para esto. Largué casi último y sabía que venía bien, pero no vi a los punteros en todo el día y recién me cayó la ficha cuando mi papá me gritó en la llegada”, comentó.

LEÉR MÁS  “Decepción”: la prensa brasileña destrozó al Flamengo

González Ferioli corroboró los testimonios sobre la dureza de la etapa, ya que terminó con ”los ojos destruidos” después de correr más de cien kilómetros con el salar cubierto de agua y superar después terreno también repleto de charcos y barro.

”La etapa fue inolvidable, pero más lo fue la de ayer, cuando me empecé a congelar, tardé un montón en cruzar un río y me dieron ganas de pegar la vuelta a casa. Pero influyó mucho la preparación física que realicé desde marzo”, dijo.

El argentino se impuso en la etapa con un tiempo de 3h43m35s y se dio el gusto de ganársela al actual campeón, el chileno Ignacio Casale, por 07m54s, al uruguayo Sergio Lafuente por 11m04s y a Walter Nosiglia por 16m38s.

Casale lidera la general con 36h04m14s; segundo está el polaco Rafal Sonik a 6m49s; tercero Lafuente y cuarto González Ferrioli, a más de 2 horas.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here