Desde que el portugués ha llegado al Real Madrid en el año 2009 los dos han protagonizado los balones de oro y los principales títulos individuales y colectivos de las recientes temporadas, cebando aún más la eterna competición entre el club madrileño y el Fc Barcelona. Y, pese a que el argentino haya conseguido ganar más competiciones que el portugués, este último ha logrado no solamente levantar la Eurocopa con su selección, algo que Messi nunca ha conseguido con Argentina, sino que lleva un porcentaje de goles más elevado.

De hecho, Ronaldo se encuentra ahora en el tercer lugar de la clasificación actual de los mejores anotadores de la Liga Santander con 13 goles, 3 menos que Luis Suárez y el mismo Messi, pero en su carrera con el Real Madrid lleva un promedio de más de un gol por partido. Por su parte, Messi se ha ido adaptando a varios roles en su carrera y, pese a sus elevadas cifras en cuanto a goles, destaca también como excelente pasador y organizador de juego. El gol a pase de Kovacic de la semana pasada a la Real Sociedad, un equipo al que Cristiano le ha marcado siempre en sus visitas al Santiago Bernabéu, representa una revancha para el portugués, que últimamente estaba viviendo un momento poco concreto y no atinaba de cara a la portería. Con el doblete del finde pasado Cristiano llega entonces a 12 goles contra el equipo donostiarra, al que el luso ha marcado un promedio de dos goles por partido, llegando a ser una verdadera pesadilla para los txuri urdin, como refleja una infografía especial publicada por Bwin. 


El número 7 madridista ha sido siempre un goleador, pero ahora lo es todavía más, ya que Zinedine Zidane lo ha acercado mucho más a portería para evitarle un excesivo desgaste en la banda y permitirle rematar más a menudo.

El año que acaba de comenzar va a ser entonces otro en la eterna lucha entre Ronaldo y Messi, no solamente por lo que concierne el balón de oro sino también para el título de Liga o de Champions League, competiciones en los que el Real Madrid y el Barcelona están entre los claros favoritos. Va a tomar un gusto especial ver como los dos se desafiarán a distancia en la puja para el balón de oro, ya que un triunfo de Messi supondría el sexto galardón de este tipo, mientras que una confirmación por parte de Ronaldo sería el empate, ya que ambos llegarían a tener cinco balones de oro en su casa.

Con permiso de algún jugador que pueda destacar de manera sorprendente, el portugués y el argentino volverán a copar las portadas de los diarios deportivos de todo el mundo y, a menos de un cruce a partir de los cuartos de final de la Champions League, se volverán a ver las caras el 22 de abril en el Santiago Bernabéu, para el clásico de vuelta de la temporada, un partido que aún podría decidir el destino de la Liga.

A golpe de goles, asistencias, carreras y jugadas asombrosas, los dos jugadores más influyentes de los últimos 10 años, volverán a reforzar una rivalidad ya histórica y de leyenda, algo que los aficionados del fútbol añorarán cuando estos dos cracks se retiren de los terrenos de juego.
LEÉR MÁS  Perú a los pies de Gareca: “Tengo una profunda emoción, es increíble”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here