Copa Sudamericana: Una “Diablura” en la altura

 

La lluvia sin dudas le agregaba un obstáculo más a la altura de Quito. Desde temprano un diluvio vistió el estadio Casa Blanca y para el equipo de Mohamed no era buena noticia. Liga impuso su juego y le dio la razón a aquellos que lo tildan de equipo casi imbatible de local. Tuvo un comienzo de presión, con Barcos tirándose por los costados y Reasco subiendo por la banda derecha. Sin embargo esa presión inicial se fue diluyendo con el correr de los minutos.

 

El medio poblado con cinco volantes que propuso Mohamed hizo pie y comenzó a ganarle la pulseada a los hombres de Bauza. En el crecimiento de Battion estuvo el buen andar del Rojo y hasta dispuso de dos situaciones claras como para conseguir ese tan ansiado gol de la tranquilidad. Pero no pudo y prefirió bancar los últimos diez minutos cerca de Navarro y confiando en la buena disposición de sus hombres defensivos.

 

Sin embargo ese gran trabajo defensivo se rompió con la vieja fórmula del remate de larga distancia. La pelota vuela en la altura, Salgueiro remató desde 25 metros y la clavó en el ángulo izquierdo de Hilario. ¿Demasiado premio para Liga? Tal vez, pero al equipo ecuatoriano poco le importan. En la altura, siempre un gol te hace…

 

Olé Deportivo

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here