Con el propósito de maquillar la prematura eliminación en Copa Libertadores, a manos de su tradicional rival, River Plate, y de vengar la abultada caída del domingo pasado con Aldosivi de Mar del Plata (0-3), el equipo de Rodolfo Arruabarrena dio un paso en el aspecto anímico.

Pero en el futbolístico, el conjunto xeneize quedó verdaderamente en deuda, porque no encontró jamás los caminos claros al gol, abusó del pelotazo y hubo momentos en los que fue auténticamente inofensivo ante un adversario entusiasta pero limitado en su propuesta.
El ‘Globo’ mendocino, cuya parcialidad armó una verdadera fiesta en las tribunas y metió cerca de 8 mil personas en una de las cabeceras del estadio, planteó un partido acorde a las características de jugadores de una y otra institución.

LEÉR MÁS  Se sortearon los octavos de la Champions League

A sabiendas de poseer un plantel nítidamente inferior en calidades, el equipo del Federal B (debutará este domingo ante Atlético Argentino de Mendoza) diseñó un dispositivo pegajoso que buscó encimar en el medio, impidiéndole a los futbolistas xeneizes sacar ese primer pase que pudiere lastimar.
En este contexto, entonces, Huracán redujo prácticamente sus posibilidades de acercarse a la valla de Agustín Orión, pero peleó intensamente la pelota en el medio, sobre todo en los 45m. inaugurales, cuando impidió que Boca tuviera precisión y profundidad en los últimos metros de la cancha.

Pese a lo apuntado, el elenco xeneize tuvo sus chances en un tiro libre de Nicolás Colazo que el arquero Emir Basabe mandó al córner (20m.) o en un desborde de Osvaldo -el mejor en ese período- que no pudo ser conectado por Chávez, cuando los defensores de Huracán ya habían quedado desairados.

LEÉR MÁS  Mascherano cobraría en China el triple que en Barcelona

En el segundo tiempo, Boca adelantó sus hombres, consiguió algo de frescura con el ingreso del uruguayo Nicolás Lodeiro, pero siguió padeciendo con un circuito de juego inconexo, que favoreció los despejes de los cada vez más apurados zagueros del ‘Globo’ lasherino.

A los 11m. hubo un remate fuerte de Chávez que el guardavallas descolgó del ángulo y un minuto más tarde, un disparo de Fernando Gago (intermitente) salió desviado.

La entrada de Jonathan Calleri le permitió a Boca juntarse mejor en los últimos metros de la cancha y empezar a merecer, solamente por inercia, una victoria que recién se corporizó en los minutos finales.

LEÉR MÁS  Boca derrotó a Estudiantes y cierra el 2017 como único puntero

Porque a los 40m., Osvaldo metió un pase del medio a la derecha para Calleri, quien desbordó y mandó centro ante la desesperada y fallida salida de Basabe. El atacante que representa al seleccionado de Italia cabeceó, la pelota pegó en el zaguero Adolfo Tallura y se introdujo en el arco.

Así, de ese modo tan poco ortodoxo, el equipo de Arruabarrena logró destrabar el encuentro.

Sobre los 43m., en tanto, Marcelo Meli metió un pase profundo para Chavez, quien disparo fuerte y abajo, junto al palo izquierdo del golero mendocino. 2-0 y pasaje asegurado.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here