Con puntaje ideal, el “Pincha” se ilusiona de cara a la “Bombonera”

En el mundo ‘Pincha’ nadie quiere hablar de candidaturas y se aferran a frases como ”esto recién empieza”, ”la punta es circunstancial”, ”hay mucho por recorrer”, ”no miramos la tabla”, y muchas otras de tono similar.

El ahora excapitán Juan Sebastián Verón, por ejemplo, insiste con que ”no hay que pensar que ya se llegó, acá hay que trabajar todos los días, pensar en mejorar como equipo y tener los pies sobre la tierra”.

Con ese panorama, el plantel que dirige Mauricio Pellegrino se aferra a la cultura del ”paso a paso” o ”partido a partido”.
Luego de una campaña aceptable de 27 puntos y un partido final del campeonato pasado ante Tigre poco alentador, dónde perdió el invicto como local del ciclo Pellegrino.

El receso estuvo marcado por los inconvenientes, con las salidas poco claras de Gastón Fernández y Santiago Vergini, que parecían debilitar el plantel, y la única llegada como refuerzo del uruguayo Juan Manuel Olivera, de buenos números pero con escasa competencia en el último semestre.

Con ese panorama, Estudiantes encaró el inicio de la competencia, dónde el comienzo resultó ideal en materia de números y a pesar del perfil bajo que se quiere instalar, la ilusión de los hinchas aumenta y eso no se lo puede quitar nadie.

¿Cuáles son los secretos de esta versión de Estudiantes puntero? En principio, la continuidad de un trabajo que empieza dar sus frutos, donde la apuesta fue hacer una base sobre la experiencia de Verón, Leandro Desábato, Germán Re y Israel Damonte, a pesar de que algunos no son titulares pero conocen muy bien la idiosincrasia del club, y la transmiten.

LEÉR MÁS  No habrá festejo oficial por el "Día del Hinchas de Boca

La apuesta fuerte es el crecimiento de los ”chicos”, y los chicos crecen a pesar de su juventud. Habitualmente, el equipo tiene 8 de 11 jugadores titulares formados en el club y no menos de 12 o 13 entre los 18.

Esa base asegura el famoso sentido de ”pertenencia”, al que tanto se apunta en Estudiantes y que se ve reflejado en frases recientes de Verón como ”a veces nos falta un poco de bidón” o como ante Lanús ”hoy nos sobró bidón (léase picardía, viveza)”, o en caso de los más pibes como Leonardo Franco Jara con ”nos falta madurar”.

Los números no mienten y en esta etapa de Pellegrino los jóvenes tuvieron rodaje y aprovecharon sus oportunidades.

Por ejemplo, se le confió el arco a Gerónimo Rulli, de apenas 21 años y ya con 36 partidos en primera, con lo cual el ‘Pincha’ tuvo una de las defensas menos vencidas del torneo Inicial y un crecimiento que va en aumento.

Detrás suyo aparece otro arquero formado en las juveniles, como Agustín Silva, con 24 años y 18 partidos en primera.

En defensa también aparecieron alternativas como Leonardo Jara, en sus comienzos mediocampista y hoy devenido en lateral, con 22 años y 68 partidos en primera.

En el otro lateral está Jonatan Silva, el más chico de la nueva camada, con 19 años y 42 partidos, y con menos presencias se ubica Mauricio Rosales, de 21 años, pero en ascenso: ya suma 8 partidos en la máxima categoría.

En el medio crece la figura del nuevo capitán Gastón Gil Romero, que con 20 años y 40 partidos es el heredero del brazalete que hasta hace pocos días lucieron la ‘Brujita y el otro estandarte, Leandro Desábato.

LEÉR MÁS  River dejó Madrid y partió rumbo a Emiratos Árabes

Carlos Auzqui, uno de los preferidos de los entrenadores por su entrega y utilidad táctica, tiene 22 años y 64 partidos, al tiempo que crece la figura de Joaquín Correa, una de las máximas esperanzas de las inferiores, con apenas 19 años y 26 partidos, pero sin dudas uno de los futbolistas en los que más confían en Estudiantes.

En ataque aparece Guido Carrillo, el pibe de 22 años oriundo de Magdalena, que a fuerza de goles se gana la confianza de sus compañeros, cuerpo técnico e hinchas.

El ”9” suma 13 goles en 77 partidos y ante Lanús consiguió su segundo doblete en primera, y cabe recordar que en el torneo pasado su víctima fue Boca.

Por detrás está Alvaro Klusener, que espera su oportunidad a los 23 años y sólo totaliza seis partidos.

Pero no sólo de pibes se nutre el equipo de Pellegrino, ya que Román Martínez, Franco Jara, Patricio Rodríguez, Jonathan Schunke y Ernesto Goñi aportan lo suyo, y otros como Olivera, Jorge Luna y Mariano González esperan su chance y trabajan a full en el día a día.

Así está Estudiantes en la cima del campeonato, con mucho trabajo en silencio, a puertas cerradas y con bocas calladas por parte de los protagonistas, por una decisión del grupo.

El ‘Pincha’ no conseguía tres victoria seguidas en el inicio de un torneo desde el Clausura 2008, bajo la conducción de Roberto Sensini, mientras que con cuatro en serie no comienza desde el Torneo Soberanía 1982, de la mano de Carlos Bilardo.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here