A Colombia le alcanzó con un gran primer tiempo para trasformarse en el primer equipo de la Copa América en meterse en cuartos de final. Con un ataque directo y preciso, con James Rodríguez levantando la bandera del fútbol en el medio y con una actitud aplastante ante un rival que salió quieto y lo pagó carísimo. El equipo de Ramón reaccionó en el segundo tiempo y descontó con un bombazo de Víctor Ayala. Pero el resultado fue justo. Y ahora Paraguay deberá ganarle a Estados Unidos si quiere seguir con vida en el torneo.

Colombia salió con todo, a marcar presencia desde el comienzo luego del buen triunfo en el debut ante Estados Unidos. Hacía todo fácil el equipo de Pekerman: con velocidad por las bandas y buen manejo desde los pies de James Rodríguez. A Paraguay, en cambio, la idea previa de Ramón Díaz de juntar a Miguel Almirón con Oscar Romero no le daba resultado y no le encontraba la vuelta al partido.

Rápidamente llegó el 1-0, como para acentuar el domino, tras un córner perfecto de James desde la derecha que cabeceó Carlos Bacca, a los 12 minutos de juego. La necesidad, más que nunca, pasaba para el lado guaraní, que ahora debía salir a buscar el partido ante un rival inspirado. Y lanzado de contra, con Cuadrado, Cardona y el propio James listos para romper a la defensa rival.

Lo aplastó Colombia en el primer tiempo. Lo superó en todas las línea. Lo comió en toda la cancha, con un equipo corto, pero con precisión en velocidad. Y se aprovechó de un rival estático, sin sorpresa, que jugaba a una marcha mucho más lenta. Por eso el segundo gol no sorprendió, fue consecuencia del juego. Y de la diferencia de actitud entre uno y otro equipo. Porque Bacca no dio la pelota por perdida, luchó en el área ante cuatro defensores y logró que la pelota le quedara a James, que sacó un zurdazo seco, cruzado, al rincón. Golazo del líder futbolístico de Colombia, que parece volver a su mejor rendimiento pese a las molestias en el hombro que lo habían puesto en duda para este partido.

El equipo de Ramón Díaz solo complicaba con pelotas paradas. Algún cabezazo ofensivo y el buen disparo de Darío Lezcano de tiro libre que dio en el travesaño, ya con Ospina vencido,fueron las más claras de un primer tiempo muy flojo.

En el segundo tiempo, Paraguay mejoró. Manejó la pelota y de arranque tuvo una chance clarísima en un cabezazo de Romero que tapó Ospina con una volada brillante. Si bien no logró un juego fluido, se lo fue llevando puesto a Colombia. Y fue un bombazo de Víctor Ayala, especialista en remates desde afuera, el que le dio esperanza al equipo de Ramón Díaz.

El mediocampista de Lanús sacó un derechazo tremendo y le puso suspenso a un final que parecía tranquilo para Colombia.

Más por garra que por fútbol, Paraguay, que terminó con diez por la doble amarilla de Oscar Romero, probó hasta el final con centros cruzados desde todos lados, pero no tuvo claridad para llegar al empate. Y Colombia, que fue de mayor a menor, sufrió más de lo que merecía aunque de contra tuvo chances de liquidar la historia.

Con este resultado, el equipo de Pekerman llegó a seis puntos en el Grupo A y es el primer equipo en clasificarse a cuartos. Estados Unidos (ganó 4-0 a Costa Rica), quedó como escolta, con 3 unidades. Y tanto los Ticos como Paraguay tienen uno. Para seguir en el torneo, los de Ramón deberán ganarle al local en la última fecha y esperar que Colombia les de una mano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here