En los octavos de final, Colombia enfrentará a Uruguay, segundo del Grupo D, el sábado en el estadio Maracana de Río de Janeiro.

Con Colombia ya clasificado, Pekerman dispuso incluir a varios jugadores que no habían actuado en el Mundial, situación que se evidenció en el campo ya que Japón controló el juego desde el comienzo y buscó crear peligro en el arco de David Ospina, debido a que necesitaba un triunfo para poder clasificarse.

De esta manera, Colombia no fue el equipo ofensivo y peligroso de otros partidos, se dedicó a esperar para tratar de salir de ‘contra’ y aprovechar las espacios que le otorgaba Japón.

Por esta vía se produjo la apertura del marcador, cuando a los 18 minutos una rápida réplica sobre el sector izquierdo concluyó con una infracción de Yasuyuki Konno a Adrián Ramos en el área que el juez portugués José Trigo no dudó en sancionar.

El tiro penal lo ejecutó Juan Guillermo Cuadrado, quien con un potente disparo bajo al palo izquierdo de Eiji Kawashima estableció el 1 a 0 transitorio.

El gol de los colombianos no cambió las características del partido, debido a que los ‘nipones’ continuaron con el dominio del juego y buscaron por todos los medios llegar a la igualdad, la cual se produjo en el primer minuto de descuento.

La insistencia tuvo premio y luego de un centro de Keisuke Honda, Shinji Okazaki, con un cabezazo certero, superó la resistencia de David Ospina y marcó la merecida igualdad.

En la parte final, Pekerman dispuso el ingreso de James Rodríguez y Carlos Carbonero, quien debutó en el Mundial, y Colombia se apoderó del juego en los primeros minutos, por lo cual no extrañó que tras una gran jugada colectiva marcara el segundo gol.

A los 9 minutos, James Rodríguez habilitó en el área a Jackson Martínez, quien con un remate violento al centro del arco superó el inútil esfuerzo del seguro Eiji Kawashima y anotó el 2 a 1.

El segundo tanto frenó un poco el ímpetu de los japoneses y le permitíó a Colombia manejar el partido ante la desesperación de los asiáticos, quienes buscaron nuevamente la igualdad pero carecieron de profundidad para complicar a David Ospina.

Por el contrario, a nueve minutos del final otra gran habilitación de James Rodríguez, figura del equipo, le permitió nuevamente a Jackson Martínez, tras un doble amague ante el cierre de los defensores, marcar el tercero de Colombia y cerrar el partido.

A los 40 minutos, Pekerman dispuso sacar a David Ospina para que ingrese el arquero Faryd Mondragón, quien se convertió en el jugador más veterano en jugar una Copa del Mundo a los 43 años.

Sobre la hora, una ‘joya’ de James Rodríguez le posibilitó a Colombia marcar el cuarto, la goleada y la fiesta.

El final llegó con la felicidad de los colombianos, quienes con un juego audaz y comprometido se quedaron con el puntaje ideal con el Grupo C y, ahora, van el sábado por Uruguay en los octavos final del Mundial, en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, en un apasionante duelo entre dos seleccionados sudamericanos.

Por el contrario, Japón se dispidió tristemente del Mundial, último en el Grupo y con apenas una unidad en el torneo, producto de su empate en la fecha anterior ante Grecia.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here