Colaless: polémica de “género” por vestimentas en los Juegos Olímpicos de la Juventud

La Selección Argentina de beach handball femenina viste pequeña bikini, mientras que los varones juegan de short y musculosa.

Una de las disciplinas que más llamó la atención en estos Juegos Olímpicos de la Juventud fue el beach handball, ya que fue una de las grandes revelaciones, ya que están entre los que se disputan una medalla.

Pero a pesar de sus logros deportivos, también quedaron en el centro de la escena por su indumentaria oficial.

Las chicas jugaron todos los partidos casi en tanga, con un culotte que dejaba ver mucho, mientras que los varones disputaron sus encuentros con shorts bastante más amplios. Aunque cuente creerlo, esto es reglamentario y oficial.

El reglamento oficial de la International Handball Federation (IHF) hace una diferenciación entre ambos géneros (otros deportes no realizan una distinción tan específica).

Explica en un apartado que “los miembros del equipo deben usar pantalones cortos. Los shorts de los jugadores pueden ser más largos pero deben permanecer 10 centímetros sobre el rodilla”. Para las chicas, en cambio, se establece lo siguiente: “usar una bikini con fondos, con un corte ajustado y en un ángulo ascendente hacia la parte superior de la pierna. El ancho lateral debe ser de un máximo de 10 centímetros”.

En este caso las chicas argentinas eligieron la versión “mini” del diseño, quizá culturalmente más habilitadas que otros países con mayores tabúes sobre el cuerpo femenino, pero a la vez aún muy expuestas a las miradas que las ubican en un lugar de objeto sexual estereotipado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here