Bianchi, luego de una extensa reunión que mantuvo con el presidente Jorge Amor Ameal, el vicepresidente segundo, José Beraldi, el secretario general, Rómulo Zemborain, y el titular del departamento de fútbol, Marcelo London, les dijo que se iba del club cansado de las internas y de no tener “el respaldo” de todos los directivos.

El encuentro de Bianchi y los dirigentes de Boca se produjo en Mendoza, en el hotel Diplomatic Park, donde se encuentra el plantel xeneize alojado esperando el partido de esta noche frente a River Plate, por la Copa Revancha.

Debido a que los dirigentes le solicitaron que debía asumir el cargo en lugar de Basile, Bianchi expuso su posición y dijo que no pensaba ser el entrenador de Boca, que había sido contratado en función de manager.

También manifestó, según las fuentes consultadas por Télam, que había resuelto irse del club cansado de las internas dirigenciasles, “de las operaciones de prensa” y de la falta de compromiso de los directivos.

Además, les remarcó que se había enterado “por la prensa” que los directivos lo fueron a buscar a Diego Cagna, ex entrenador de Tigre, y que ese procedimiento “avasallaba” su función de manager.

Los directivos, luego de conocer la renuncia de Bianchi comenzaron a buscar el nuevo entrenador de Boca, aunque nadie oficialmente quiso confirmar el alejamiento del cargo del manager, quien durante la mañana permaneció en el hotel donde se aloja Boca, y no respondió a los insistentes llamados periodísticos.

Bianchi llegó a Boca de la mano de Jorge Amor Ameal, tras el fallecimiento del presidente Pedro Pompilio, y era el encargado de organizar las giras del equipo -en julio pasado Boca estuvo en Alemania, Austria y Grecia- y además de contratar al técnico y recomendar la incorporaciones de futbolistas.

Luego de la renuncia de Basile, Bianchi intentó “guiar” al técnico interno Abel Alves, con quien tiene un fluído contacto, pero la insistencia de los directivos lo obligó a presentar la renuncia.

Bianchi ya tenía un permiso acordado con Boca para ausentarse del club durante todo el mes que se disputará el Mundial de Sudáfrica, en julio próximo, ya que oficiará de comentarista para una cadena de televisión mexicana.

Justo cuando renuncia Bianchi comenzó a conocerse todo lo que pasó en el vestuario del estadio mundialista de Mar del Plata luego de la derrota en el superclásico.

Fuentes del club de la ribera le confirmaron a Télam que Basile y Bianchi tuvieron un cruce de palabras en el vesruario.
Las fuentes aseguraron que Basile le dijo a Bianchi ”vos sos una m…por eso no te quiere nadie en el fútbol”.

Bianchi prefirio, como un caballero, no contestarle a Basile para no discutir con quien era el técnico del equipo delante de todo el grupo, aseguraron allegados al ”Virrey”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here