El seleccionado de Bosnia derrotó a su par de Irán, que con un triunfo tenía chances de clasificar, por 3-1 y los dos equipos quedaron eliminados de la Copa del Mundo Brasil 2014, tras completarse el Grupo G.

El conjunto bosnio, que reunió un total de 3 puntos, marcó por intermedio de Edin Dzeko (PT. 23m.), Miralem Pjanic (ST. 14m.) y Avidja Vrsajevic (ST. 37m.), mientras que la escuadra iraní (una unidad) descontó por intermedio de Reza Ghoochannejhad (ST. 35m.), en el cotejo disputado en el estadio Arena Fonte Nova de Salvador.

En su primera participación mundialista, Bosnia y Herzegovina se dio el gusto de despedirse con un triunfo tras las derrotas, ante Argentina (1-2) en el debut y Nigeria (0-1), que precipitaron la eliminación.

Por su parte, Irán, que empató con Nigeria (0-0) y cayó con el equipo dirigido por Alejandro Sabella (0-1), desperdició la oportunidad de pasar por primera vez a los octavos de final, ya que con un triunfo lo podría haber logrado.

En un primer tiempo parejo, el conjunto europeo se puso en ventaja con un gol de su máxima figura, el delantero Edin Dzeko, uno de los goleadores de Manchester City de Inglaterra, con un buen zurdazo rasante de afuera del área que se metió en el segundo palo del arco defendido por Alireza Haghighi.

Y en parte fue merecido ya que el equipo del portugués Carlos Queiroz nunca fue en busca de la victoria con la que hubiera podido forzar una clasificación a la próxima fase.

Prefirió cederle la pelota y el protagonismo a Bosnia y esperar un contraataque rápido, tal como sucedió en el último partido ante Argentina, para generar peligro.

Pero la estrategia no le funcionó y si le quedaba alguna esperanza la misma quedó disipada cuando el otro talento bosnio, Miralem Pjanic, quien se desempeña en Roma de Italia, culminó una buena jugada que inició Dzeko, tras un error en la salida de la defensa iraní.

Con los dos goles de ventaja, el conjunto conducido por Safet Susic movió la pelota esperando a que el rival reaccione tras sufrir los dos golpes, pero ello sucedió recién en los últimos diez minutos.

A los 36 minutos, el delantero Reza Ghoochannejhad, quien no pudo repetir la buena actuación que cumplió el sábado pasado ante la ”Albiceleste”, se encontró con el arco a su merced tras un centro desde la izquierda enviado por Nekounam para marcar el descuento.

El intento de remontada duró apenas un minuto ya que el lateral Avidja Vrsajevic trepó por derecha en un rápido contraataque y ante la pasividad de la defensa iraní cruzó el remate para sentenciar el resultado.

El triunfo no le alcanzó a los únicos debutantes de esta Copa del Mundo pero les sirvió para dejar una buena imagen de cara al futuro, ya que cuentan con material y futbolistas talentosos para repetir participación en Rusia 2018.

Por su parte, el equipo asiático, con una gran despliegue físico, se quedó en la puerta de la hazaña pero en el momento que tuvo que salir a buscar el resultado desnudó todas las falencias de un equipo con evidentes limitaciones técnicas.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here