Uno de los espectáculos más atractivos del semestre fue el que protagonizaron Boca y Newell’s por el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores. Con grandes figuras en cartelera como Juan Román Riquelme, ”Nacho” Scocco o Carlos Bianchi los rosarinos se acercaron al Alberto J Armando en busca de conseguir un resultado favorable que los acerque a las semifinales del certamen continental.

Sin embargo, a los tres minutos de juego, el ”Xeneize” advirtió a su visita con una jugada muy interesante que pudo derivar en el primer tanto del encuentro. Tras un pelotazo de Riquelme, Juan Manuel Martínez habilitó a Walter Erviti, y el ex Banfield no pudo definir ante la salida de Nahuel Guzmán. El vertiginoso arranque prometía traer grandes emociones para la noche porteña.

En el primer tiempo, la superioridad del ”Xeneize” fue muy notoria en la posesión de la pelota y en la cantidad de situaciones generadas. Si bien, no pudieron abrir el marcador, la inseguridad del arquero ”leproso” agrandaba a un equipo que le faltaba claridad en el último toque.

En el inicio del complemento, Newell’s salió a la cancha con la intención de manejar la pelota y expandirse con ella por todo el territorio posible. Con un cambio de mentalidad, después de la charla de Gerardo Martino, los rosarinos emparejaron levemente el cotejo. Aunque los disparos de media distancia de Nicolás Blandi y del ”Burrito” Martínez seguían manteniendo en alerta a la defensa visitante.

La más clara para el ”Rojinegro” se produjo en una excelente combinación ofensiva, en la que Maxi Rodríguez le envió un centro a Scocco. Cuando promediaba la segunda etapa, el delantero, sin dejar que el balón toque el piso, le dio de volea para exigir a Agustín Orión con una tapada soberbia.

El empate final dejó más conforme a la ”Lepra” que al conjunto de Carlos Bianchi. Si bien el 0 a 0 dejó mejor parado a Newell’s, los ”Xeneizes” no deben menospreciar el marcador, ya que si logran convertir un gol en el Coloso Marcelo Bielsa, los de Martino estarán obligados a marcar dos. La atenta mirada de Alejandro Sabella no fue suficiente para motivar a los jugadores a que se arriesguen un poco más. El gol fue una materia pendiente, pero es posible que dentro de seis días los arcos dejen de estar invictos y en la lucha por el pasaje a las semifinales de la Copa Libertadores se pegue el grito sagrado.

Síntesis:

Boca Juniors: Agustín Orion; Leandro Marín, Matías Caruzzo, Guillermo Burdisso, Clemente Rodríguez; Cristian Erbes, Leandro Somoza, Walter Erviti; Juan Román Riquelme; Juan Manuel Martínez y Nicolás Blandi. Director técnico: Carlos Bianchi.

Newell’s Old Boys: Nahuel Guzmán; Marcos Cáceres, Santiago Vergini, Gabriel Heinze, Milton Casco; Pablo Pérez, Diego Mateo, Rinaldo Cruzado; Víctor Figueroa, Ignacio Scocco y Maximiliano Rodríguez. Director técnico: Gerardo Martino.

Cambios en el segundo tiempo: a los 26, Martín Tonso (N) por Figueroa; a los 30, Lautaro Acosta (B) por Martínez; a los 38, Juan Sánchez Miño (B) por Erviti; y a los 44, Maximiliano Urruti (N) por Scocco.

Incidencia en el segundo tiempo: expulsado a los 48, Burdisso (B) por doble amarilla.

Árbitro: Mauro Vigliano.

Cancha: Alberto J. Armando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here