Por el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, Boca le ganó 1-0 a Corinthians.

Boca se quedó con uno menos por la expulsión de Ledesma, que, curiosamente, festejó por varios segundos un gol que le anularon, pocos segundos antes de ver la roja.

Ahora el conjunto de Carlos Bianchi deberá viajar a Brasil para sostener el resultado. Con un empate, le bastará para pasar a la próxima ronda de la Copa Libertadores.

LEÉR MÁS  “Decepción”: la prensa brasileña destrozó al Flamengo

Boca mostró una mejoría en su juego y demostró que puede jugar y ganar sin Riquelme en cancha. Y lo hicieron nada menos que con el último campeón de la Copa de Clubes y la Libertadores.

Con esta victoria, el mundo Xeneize respira luego de un comienzo de año turbulento, con un Carlos Bianchi que no podía alcanzar una victoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here