Marcelo Bielsa, que recurrió su despido por falta grave y reclama más de 18 millones de euros al Lille, fue condenado este lunes por el tribunal de comercio de la ciudad a pagar a su antiguo club 300.000 euros por daños e intereses debido al carácter abusivo de la citación en justicia.

El técnico argentino, que reclama 12,9 millones de euros correspondientes a salarios restantes y cerca de 5 suplementarios por daños sufridos, esperaba que el tribunal de comercio declarara al Lille en cese de pagos, lo que hubiera provocado la apertura de un procedimiento de quiebra judicial.

LEÉR MÁS  Franco Armani: “Es el logro máximo de un jugador de fútbol”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here