Berlocq, nacido en Chascomús y ubicado en el puesto 48 del ranking mundial de la ATP, empleó una hora y 24 minutos para doblegar al lusitano Sousa (49) ante unas 1.500 personas que desafiaron la jornada lluviosa y se acercaron hasta el coqueto Buenos Aires Lawn Tennis Club, en el barrio porteño de Palermo.

El argentino jugará su próximo partido ante el vencedor de la eliminatoria que animarán mañana el holandés Robin Haase (46) y el mendocino Martín Alund (131), quien hoy pasó el corte clasificatorio tras doblegar al austríaco Andreas Haider Maurer (107) por 6-3, 4-6 y 6-1.

Berlocq superó algunos altibajos del primer set y construyó su victoria con la garra habitual, esa que le reconoce la gente cada vez que se pone la camiseta argentina y sale a jugar la Davis, como sucedió hace apenas 10 días en la derrota ante Italia (1-3) en Mar del Plata, por la ronda inicial del Grupo Mundial 2014.

LEÉR MÁS  Sampaoli se reunió en Liverpool con el defensor Funes Mori

El tenista de Chascomús sabe que lo suyo se valora y lo utiliza a favor, como sucedió en pasajes de su partido de esta noche ante Sousa.

Berlocq quebró rápido al lusitano y se adelantó 1-0, pero luego cometió algunos errores no forzados con su derecha y eso le costó ceder su saque para dejar todo igualado 2-2.

Sin embargo, el argentino mostró capacidad de reacción e iniciativa, atacó al portugués y eso le permitió quebrarle nuevamente el servicio para adelantarse 4-3 y con esa ventaja se llevó el parcial inicial en 43 minutos, lo que le dio tranquilidad para lo que vendría después.

En el segundo set, Berlocq quebró de entrada el servicio de Sousa, se adelantó 1-0 y encaminó la victoria que se le hizo mucho más sencilla cuando se quedó nuevamente con el saque de su rival y estiró la ventaja a 4-1.

LEÉR MÁS  La confesión del Morro: "Godoy Cruz es mi lugar en el mundo"

A esa altura Sousa se convirtió en un cúmulo de errores, sobre todo con su derecha, y Berlocq no falló con su servicio. Cada vez que vio el hueco atacó hasta asegurarse el triunfo por 6-2 con el segundo match point que dispuso, ya que había tenido una bola de partido en el game anterior con el servicio de su rival.

El argentino vive su primavera tenística a los 31 años y no debería tener problemas para instalarse en los cuartos de final, ya que luce un escalón más arriba que Haase y sobre todo Alund, los rivales que debería enfrentar el jueves.

De conseguir otro éxito igualará su mejor actuación en Buenos Aires, que fue en 2012, cuando llegó a esa instancia y perdió ante el cordobés David Nalbandian por 6-0 y 6-3.

La victoria de Berlocq añadió una sonrisa más para el tenis argentino, que un rato antes había contemplado como el bahiense Guido Pella (108) se instalaba en los octavos de final tras superar al español Guillermo García López (52) en sets corridos, por 7-6 (8-6) y 6-4.

LEÉR MÁS  Triunfos de Schwartzman y Mayer

Los argentinos mantienen viva la ilusión de cortar la hegemonía española en Buenos Aires, con cinco títulos en fila merced a las coronaciones de Tommy Robredo en 2009, Juan Carlos Ferrero en 2010, Nicolás Almagro en 2011 y David Ferrer en 2012 y 2013.

El último argentino que levantó la copa en Buenos Aires fue Nalbandian en 2008, pero el cordobés de Unquillo dejó el tenis acosado por las lesiones en noviembre del año pasado y ahora la responsabilidad quedó para la generación posterior, la que surgió detrás de la denominada ”Legión”, que se extinguió de a poco pero dejó un legado grande.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here