Alrededor de las ocho y media de la noche llegaba Joan Barreda al campamento de Uyuni. El mismo desde el que salía por la mañana para tratar de hacerse con el liderato. Sin embargo, una avería en su Honda le obliga a despedirse de la lucha por el título. Por si no fuera suficiente castigo, sufrió una caída mientras cubría la etapa remolcado por su compañero Paolo Ceci. El golpe en un dedo le ha obligado a no tomar la salida y abandonar.

-Ha sido una jornada durísima, con tantas horas sobre la moto, ¿cómo se encuentra?

-No sé qué decir, ha sido un día difícil. Un día triste para mí, sobre todo después de todo el rally, de cómo estaba saliendo, estaba yendo todo bien, pero con la rotura del motor de ha ido todo al traste. Poco puedo decir, a veces el deporte es así y, pese a los contratiempos, tenemos que intentarlo. No hay otra. Quiero agradecer a toda la gente que me apoya, a todos los que me siguen y que están ahí durante todo el año, decidles que el año que viene volveremos a estar aquí.

LEÉR MÁS  Etapa final para la compra de entradas para el Mundial de Rusia

-¿Qué ha pasado realmente?

-Se ha roto el motor, no sabemos aún la causa, me ha sorprendido mucho, porque hasta el momento no habíamos tenido roturas de motor. Sí que habíamos tenido problemas eléctricos, pero el motor siempre nos había dado mucha confianza

-¿Mañana no va a tomar la salida?

-Vamos a ver, porque he tenido una caída cuando venían remolcándome. Hemos encontrado unas piedras y me he hecho algo de daño en el dedo, está bastante mal, y la verdad es que ahora no tiene mucho sentido salir sin estar bien físicamente. Vamos a ver lo que decidimos, pero todo lo que veníamos a buscar aquí se ha ido (finalmente ha abandonado).

LEÉR MÁS  Buffon a Boca: habló el representante del arquero

-¿De dónde se sacan fuerzas para, con todo ese vía crucis, no dejar la moto y abandonar, sino seguir adelante?

-Pues porque estábamos ahí, en medio de la nada, y dices ‘a ver, tengo dos opciones, o me quedo aquí o sigues’. Al principio he intentado seguir, pero después ya he visto que había muchos kilómetros y la caída contra las piedras ha sido el colmo. Pero al final se estaba haciendo de noche y he pensado, me voy a volver al vivac cuanto antes. No sé qué decir, porque ahora son unas horas en las que no se puede decir nada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here