A Éder Álvarez Balanta le está sucediendo todo demasiado rápido desde que llegó a la Primera División del fútbol argentino de la mano de Ramón Díaz: debutó ante Racing, la ”rompió” cuando contó con la chance de mostrarse en cancha, relegó al banco a Jonathan Bottinelli, Daniel Passarella aclaró que vale ”10 millones sólo la mitad del pase” y anoche debutó en las redes para darle el triunfo a River.

LEÉR MÁS  Celiz sería el primer refuerzo de Independiente Rivadavia

Pero en el Malvinas Argentinas también fue protagonista de un hecho casi sin precedentes: se arrodilló en el piso para rezar cuando Néstor Pitana tocó su silbato. Creyendo que el triunfo era un hecho, cerró los ojos y agradeció a Dios por la obtención de una nueva alegría… Pero en realidad el cotejo seguía unos segundos más y casi le cuesta demasiado caro.

LEÉR MÁS  Nuevo caso de violencia de género sacude al mundo del fútbol

Al abrir los ojos y darse cuenta de su infantil error, el colombiano corrió desesperadamente para retomar su posición y tomar al atacante del ”Tomba”. Afortunadamente para él, la ejecución del jugador mendocino se fue por encima del travesaño y le salvó la ”ropa” al juvenil…

¿Qué hubiera pasado si terminaba en gol? ¿Ramón le habrá dicho algo en el vestuario?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here