Era un encuentro clave para el Súper Depor, que quería acortar la distancia con los punteros y quedar bien posicionado en el pelotón de arriba. No lo ganó, pero tampoco lo perdió y con esta igualdad el Cruzado cierra el año en el tercer puesto y con mucha incertidumbre por lo que vendrá, tanto en lo futbolístico como en el plantel.

La primera parte no fue nada fuera de lo común, ninguno de los equipos tuvo la contundencia necesaria para lastimar al rival. El local falló a la hora de retener los contraataques y la visita no pudo aprovechar esos errores por la falta de velocidad y concentración. Gamba muy solo por el lado de Maipú; Zbrum, García y Amoroso por Unión, fueron los encargados de darle movilidad al partido y hacer palpitar los corazones.

El complemento fue muy parejo, Gamba continuó dándole la movilidad que necesitaban los de Sperdutti pero la oportunidad de gol no aparecía. De a poco los locales ganaron cancha y Bonacci se lució como siempre para salvar la valla Cruzada. La más clara del team maipucino estuvo a los 30′ cuando el travesaño le dijo no a Anívole, y segundos después el palo impidió que el local abriera el marcador con el recién ingresado Gabriel Gonzales, que desequilibró toda la defensa en lo que quedaba del partido.

Terminó el año para el Deportivo Maipú con resultados positivos, invicto en su casa y en zona de clasificación. El 2014 traerá muchas novedades, con varias bajas que se sumarán a la de Redondo, Aranda, Leguizamón y Padilla, y tan sólo dos refuerzos que junto a los que se quedan tendrán en sus pies el futuro Botellero.

Mendoza Gol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here