La novena fecha del Undecagonal final del torneo dejó al Botellero con un mar de sinsabores luego del empate ante los salteños. Errores que valen goles, falta de contundencia y eficacia a la hora de definir en ataque, y un futuro incierto pensando en que deberá jugarse todas las fichas en la próxima fecha para meterse entre los clasificados a la cuarta fase.

Según lo que indica Mendoza Gol, en la primera etapa el local se mostró desdibujado y sin volumen de juego. Encima, Del Cero cometió un penal infantil y Acosta lo cambió por gol. En el árbitro recaían todos los insultos, pero Maipú era el propio culpable del resultado adverso. Además, Pedroso le tapó un mano a mano a Gamba, y Noce salvó la caída de su arco, cuando el estadio ya comenzaba a festejar el empate con un tiro de Morán.

LEÉR MÁS  Sampaoli: "Debutaremos con un equipo extremandamente competetivo"

En el complemento, con los ingresos de Guerra y Giménez, el fútbol creció y todo fue de Maipú. Gamba desbordó por izquierda, sacó un centro al corazón del área, y como regalo del cielo, Torres intentó despejar metiéndola en contra. Empate y de allí en más, el local no pudo dañar más al arco de Pedroza.

LEÉR MÁS  ¿Cuál será el equipo titular de la selección Argentina en el debut ante Islandia?

Ahora el Cruzado deberá viajar a San Francisco para enfrentar a Sportivo Belgrano buscando la clasificación a la cuarta fase. Ya no hay tiempo de lamentos y Maipú, que quedó tercero detrás de Santamarina, deberá ajustar los tuercas flojas sino quiere volver a cometer los errores de hoy, que le pueden llegar a costar el tal ansiado regreso al Nacional B que alguna vez lo vio brillar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here