La ausencia de Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín llevó al entrenador argentino a cambiar de intérpretes, pero mantener el dibujo táctico, dado que Hugo Campagnaro, Martín Demichelis, Rodrigo Palacio y Ezequiel Lavezzi fueron los que estuvieron desde el inicio.

A través de las intervenciones de Ángel Di María, los dueños de casa amenazaron con abrir el marcador. En la primera advertencia, el ”Fideo” asistió a Lionel Messi, quien definió desviado. En la segunda, el rosarino comandó un contragolpe perfecto, pero también falló en el último toque. Los remates de larga distancia del ”Pocho” Lavezzi y Rodrigo Palacio también significaban un gran peligro en la defensa visitante.

LEÉR MÁS  Franco Armani: “Es el logro máximo de un jugador de fútbol”

La más clara para los de ”Pachorra” llegó gracias a una excelente combinación del tridente de atacantes. Un centro de la ”Pulga” un cabezazo del bahiense y un disparo de Lavezzi, que se fue por encima del travesaño, confirmó la superioridad argentina. Sin embargo, el marcador se mantenía en blanco.

Antes de llegar al descanso, un accidente protagonizado por Sheldon Bateau aportó suspenso al monólogo sudamericano. En su intento por despejar, el defensor desacomodó a Marvin Phillip y estrelló la pelota contra el travesaño. Para fortuna del imprudente jugador, Palacio no supo capitalizar el rebote del horizontal ya que su cabezazo se fue demasiado ancho. El gol seguía siendo el gran ausente en el Antonio Vespucio Liberti.

LEÉR MÁS  Franco Armani: “Es el logro máximo de un jugador de fútbol”

Por lo tanto, cuando la impaciencia comenzaba a reinar en el público local, ”Lio” dejó a Marcos Rojo mano a mano frente al arquero rival. El lateral eludió al guardameta, y en su muestra de compañerismo asistió al capitán para que marque la conquista, pero la veloz recuperación de Yohance Marshall evitó el grito sagrado enviando el balón al córner. En dicho tiro de esquina, Palacio se le anticipó a toda la defensa caribeña y marcó el 1 a 0. La mínima diferencia seguía siendo injusta en un partido que tuvo a un solo equipo como protagonista.

LEÉR MÁS  Franco Armani: “Es el logro máximo de un jugador de fútbol”

El complemento comenzó con mayor emoción gracias al tanto de Javier Mascherano. Tras un tiro libre de Messi, que rebotó contra el palo, el volante del Barcelona marcó el 2 a 0 ante un arco vacío. La única preocupación pasó por la salida de Martín Demichelis, quien sufrió una molestia muscular y debió ser reemplazado por José María Basanta.

Cuando promediaba el segundo tiempo, una de las figuras de la noche volvió a romper con la última línea de Trinidad y Tobago y habilitó a Maxi Rodríguez para que festeje el tercer tanto. La velocidad del delantero del Inter le permitió al reemplazante de Lavezzi sentenciar la victoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here