Argentina intenta mostrar su chapa de candidato frente a Irán en su segundo encuentro en el Grupo F. El equipo de Alejandro Sabella busca un triunfo que lo deposite en la próxima ronda de la Copa del Mundo. Después del criticado sistema que utilizó el entrenador en la victoria ante Bosnia, el equipo vuelve a jugar con un esquema 4-3-3.

El encuentro, se juega en el estadio Mineirao, con arbitraje del serbio Milorad Mazic y la transmisión en directo de la TV Pública, DeporTV, TyC Sports y DirecTV.

En el comienzo, el equipo argentino intentaba hacerse dueño del encuentro, pero Irán lograba imponer su juego físico y un compacto cerco defensivo para cortar los caminos del equipo de Sabella. Los asiáticos incluso sorprendieron a los tres minutos con un tiro libre que Hosseini no llegó a conectar de cabeza por poco. La pelota cruzó el área con peligro y salió al lado del palo del arco defendido por Romero.

Una vez pasado el sobresalto del inicio, el elenco ”Albiceleste” comenzó a crecer. Con el ataque volcado por la banda derecha, Argentina comenzó a imprimirle intensidad a su juego, obligando al seleccionado iraní a retrasar peligrosamente todas sus líneas.

Sobre los cinco minutos, Zabaleta avanzó con pelota dominada y habilitó a Agüero, que no llegó a acomodarse, por lo que su intento se diluyó en el área. Poco después, Di María metió el centro para Higuaín, que no llegó a cabecear y salvó el fondo iraní.

El equipo de Sabella seguía presionando en ofensiva, pero sin efectividad en el último toque. A los 12, Higuaín apareció en el área y definió en soledad frente al arquero, pero primó el achique de Haghighi. Cinco minutos más tarde, Di María condujo una salida rápida de contra y habilitó al ”Pipita”, que controló mal y no pudo definir.

Irán se limitaba a sostener una férrea defensa ante un equipo argentino que no daba tregua en ataque, pero que fallaba en la definición y acumulaba situaciones desperdiciadas. Sobre los 18 minutos, Argentina recuperó en la salida. Mascherano cedió para Higuaín y este habilitó a Di María, quien sacó un remate por arriba del travesaño.

Promediando la primera etapa iban a llegar las más claras para el elenco de Sabella. A los 21, se produjo una buena combinación dentro del área: Higuaín aguantó la pelota de espaldas y cedió para Agüero que, de frente, sacó un disparo que el arquero logró mandar al córner con una estirada. Dos minutos después, Marcos Rojo casi abre el marcador con un cabezazo a la salida de un córner que salió al lado del palo.

Cada vez que Argentina tomaba la pelota, Irán disponía a sus once jugadores en su campo. Esa estrategia dificultaba la posibilidad del conjunto de Sabella de crear un circuito de juego aceitado y fastidiaba a los atacantes, que no encontraban espacios para llegar con claridad.

Ante esta situación, los argentinos comenzaron a probar con pelotas paradas. Primero, Messi contó con un tiro libre cerca de la medialuna que terminó con un remate por arriba del travesaño. Luego, al cobrarse otra falta, el rosarino metió el centro para el ingreso de Garay, que cabeceó alto.

Los dirigidos por Queiroz inquietaban al fondo del equipo sudamericano también a través de las pelotas paradas. A los 33, Fernández rechazó en dos tiempos y casi regala la pelota en el área para el ingreso de los atacantes. Sobre el final de la etapa, tras un córner, Hosseini tuvo una gran chance pero falló frente al arco de Romero.

El equipo de Sabella, líder del grupo con tres unidades, avanzará a la siguiente instancia con una victoria e incluso puede garantizarse el primer puesto si Nigeria (1), su rival del próximo miércoles en Porto Alegre, y Bosnia (0) empatan en el juego que jugarán a las 19 en Cuiabá.

Tras recibir el apoyo de 50.000 hinchas en el Maracaná de Río de Janeiro, el seleccionado juega de ”local” en Belo Horizonte, donde montó su campamento y cuenta con la llegada de unos 30.000 fanáticos.

En lo futbolístico, la victoria ante Bosnia (2-1) en el debut abrió un debate interno en el seleccionado argentino, luego de que Sabella asumiera un planteo inicial erróneo, con el dibujo táctico 5-3-2, y Lionel Messi expresara públicamente su gusto por jugar 4-3-3 un días más tarde.

En consecuencia, el entrenador emplea el esquema preferido la ”Pulga”, lo que implica dos cambios en la formación titular: Fernando Gago por Maximiliano Rodríguez en el mediocampo y Gonzalo Higuaín por Hugo Campagnaro. Así, Argentina cuenta con su cuarteto ofensivo estelar desde el inicio, ya que el”Pipita”se suma a Messi, Di María y Agüero.

Irán, que participa de su cuarta Copa del Mundo y nunca superó la ronda de grupos, llega al partido con la exclusiva misión de cumplir un digno papel. Empató en el primer encuentro ante Nigeria y depende del resultado del otro encuentro del grupo, mantendrá las chances de clasificar.

Un empate amistoso 1-1 en la Copa 75to. aniversario del Real Madrid de España en 1977 es el único antecedente futbolístico que comparten ambos países. Este mediodía intentará dar el batacazo en Belo Horizonte.

Argentina sale con lo mejor que tiene a la cancha. Tiene la misión de demostrar que es uno de los candidatos fuertes para pelear hasta el final en la Copa del Mundo. La actuación con Bosnia dejó dudas y despertó temores sobre la función de la defensa. Por eso hoy el equipo de Sabella tiene que mostrar en la cancha la potencia que tienen los nombres que la integran y los resultados que la abalan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here