El representativo argentino se jugará mañana uno de los pasajes a la cita ecuménica del año entrante. Será ante Canadá (que jugaba a continuación frente a República Dominicana), desde las 18.30 de Buenos Aires, en el imponente Poliedro de la capital venezolana.

El elenco albiceleste quedó con 9 puntos en la clasificación (producto de 3 victorias e igual cantidad de caídas) y necesita imperiosamente vencer a los canadienses para cantar objetivo cumplido.

El capitán Luis Scola se erigió en el máximo encestador del conjunto argentino y contribuyó con 17 tantos.

El escolta-alero Adrián Boccia, viniendo desde el banco de suplentes, resultó una grata revelación y fue figura, aportando 16 tantos y 7 rebotes.

En el conjunto ‘celeste’, que quedó eliminado tras reunir 7 unidades, se destacó el experimentado alero Nicolás Mazzarino, con 14 tantos (4 triples).

Los dos equipos apostaron a los tiros exteriores durante la primera parte del cotejo. Con una destacada efectividad en los primeros 5m. (4 triples), Argentina se puso 20-15 a pura ‘bomba’.

Pero Uruguay también sacó provecho de esos lanzamientos a distancia (convirtió 4, dos de Mazzarino y otros dos de Taboada) y en una ráfaga 7-0 se situó arriba 22-20, cuando restaban algo menos de 2 minutos para el cierre del capítulo.

El segmento inaugural terminó empatado en 24, con dos equipos que aceleraban el desarrollo y no ofrecían pausa.

En la reanudación, con un buen momento del escolta Adrián Boccia (4 tantos), el equipo de Lamas se disparó a 34-24, cuando se llevaban jugados 3 minutos. El combinado ‘celeste’ recién anotó su primer punto del cuarto con un libre de Esteban Batista, cuando quedaban 6m.

La inoportuna lesión del base Juan Manuel Fernández (fuerte traumatismo en el hombro derecho) permitió el regreso de Campazzo (2 puntos, 2 rebotes, 2 asistencias) y la figura de Peñarol de Mar del Plata ayudó para sostener la ventaja al término del primer tiempo (43-35).

Tras las charlas en vestuarios, el trámite se enredó, de a ratos. Uruguay metió un parcial 5-0 para acercarse a 45-41, a falta de 6m. 24s. Pero un triple de Mainoldi más dos libres de Scola le devolvieron una ventaja de 7 (54-47), cuando quedaban 4m. 18s.

Otra maravilla de Campazzo (doble y conversión del foul pertinente) le permitió a la Argentina asumir un control de 10 (57-47). Y una ráfaga 13-0 entregó tranquilidad para cerrar el parcial con la máxima diferencia (63-47), mientras Uruguay penaba porque el aro se le cerraba.

El último cuarto entregó ventajas que fluctuaron entre los 18 y 25 puntos, mientras el DT Lamas aprovechó para rotar el banco y darle descanso a Scola, Campazzo, Safar y Juan Gutiérrez, entre otros. La pizarra quedó en un amplio 89-63.

-Síntesis-

Argentina (89): Facundo Campazzo 7, Selem Safar 8, Marcos Mata 12, Luis Scola 17, Marcos Delía 6 (FI) Adrián Boccia 16, Juan Gutiérrez 7, Juan Manuel Fernández 0, Leonardo Mainoldi 11, Nicolás Laprovíttola 5. Dt: Julio Lamas

Uruguay (63): Bruno Fitipaldo 13, Emilio Taboada 12, Nicolás Mazzarino 14, Reque Newsome 5, Esteban Batista 10 (FI) Federico Bavosi 2, Kiril Wachsmann 2, Mathías Calfani 0, Leandro García Morales 0, Sebastián Izaguirre 2, Sebastián Vázquez 0, Matías Cabot 3. Dt: Pablo López.

Progresión: Argentina 24-24, 43-35, 63-47 y 89-63

Arbitros: Vázquez (Puerto Rico)-Weiland (Canadá)-García (España)

Estadio: Poliedro (Caracas)

Asistencia: 300 personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here