La Asociación del Fútbol Argentino decidió extender una semana el plazo para acordar la incorporación de jugadores que militan en el fútbol del exterior y que fueron inscriptos por los clubes argentinos antes que se pase el límite.

Esta medida podría ser tomada como positiva, si no fuera que tan sólo beneficia a Boca, que ganó una semana más para intentar cerrar al defensor del Milan Gustavo Gómez. Independiente había inscripto al uruguayo Carlos Benavídez, pero la dirigencia lo descartó a principios de semana.

La novedad se conoció minutos antes que se cumpliera el plazo para cerrar los fichajes de aquellos jugadores que habían sido inscriptos cablegráficamente por los clubes argentinos la semana pasada.

La razón que argumentó AFA es que el próximo miércoles 7 de febrero se cierra la ventana argentina para colocar las transferencias en el TMS de la FIFA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here