MADONNA: ”Justify my love”
Desde sus comienzos, la Chica Material se dedicó a explorar los límites de la moral: ya sea para desarrollar su arte como para elaborar su estrategia de marketing. Así, tanto el iniciático ”Like a prayer” como el reciente ”Girl Gone Wild”, como los videos de ”Erotica”, ”American Life” y ”What It Feels Like for a Girl” (dirigido por su ex-marido Guy Ritchie), tuvieron sus problemas con la censura. El s&m de ”Justify my love” alcanzó uno de los picos de la polémica.

PEARL JAM: ”Jeremy”
Junto al de ”Smells like teen spirit”, este video fue uno los íconos definitivos para la primera mitad de los ’90. Vedder y compañía retrataron la historia de Jeremy Wade Delle, el muchacho de Texas que decidió quitarse la vida frente a sus compañeros de clase. Y si bien el trabajo de Mark Pellington redundó en un montón de premios y alta rotación, la censura sufrida en el corte final motivó que la banda dejara de rodar videos hasta finales de la década.

MARILYN MANSON: ”Coma White”
En la cresta de su ola, Manson editó uno de sus mejores trabajos: la criatura mitad Alice Cooper y mitad Ziggy Stardust que encarnó en Mechanical Animals. El éxito le permitió una exposición inédita para un artista de su impronta, capaz de recrear un acontecimiento capital de la historia norteamericana -como el asesinato de JFK- en clave noir. Antes las acusaciones, Manson explicó que no era ninguna broma, sino un retrato de la obsesión de los americanos con la violencia.

THE PRODYGY: ”Smack my bitch up”
Ya el propio título de la canción, tercer single de su disco The fat of the land, le valió a The Prodigy varios dardos por ”misóginos”. A la hora de rodar el video, en lugar de bajar la temperatura, decidieron tirar más leña al fuego. El resultado es un viaje al fin de la noche con deudas para Gaspar Noé y Danny Boyle. Una buena forma de ganar tanto premios como enemigos.

BERSUIT VERGARABAT: ”Sr. Cobranza”
En 1998, durante la escalada neoliberal que iba a explotar en diciembre de 2001, el país era una olla a presión. Con su versión de Las Manos de Filippi, Bersuit articuló un sentimiento colectivo y se paró a las puertas del éxito. La censura del Comité Federal de Radiodifusión (COMFER) por los ataques verbales que sufrían los políticos argentinos en su letra, sólo fue un empujón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here