Tony Sheridan, guitarrista, amigo y colaborador de los primeros tiempos de los Beatles en sus sesiones hamburguesas ha muerto este pasado sábado a los 72 años de edad, según ha hecho saber su familia a través de Facebook: «Querido padre y amigo, gracias por tu amor y tu inspiración».

Sheridan se encontró con los Beatles a principios de 1960, en aquellas sesiones trepidantes en la noche de Hamburgo en las que no faltaban ingestas de estimulantes para aguantar unas noches en las que la banda (en la que aún estaba Pete Best y no Ringo Starr) actuaba varias veces (hasta siete en alguna ocasión) en garitos de mediana fama.

Sheridan grabó junto a los entonces «three fabulous de Liverpool» un montón de canciones populares de la época («My Bonnie», «Ain’t She Sweet» y «When The Saints Go Marching In») bajo el nombre de Tony Sheridan y los Beat Brothers.

El propio Mc Cartney llamaba a Tony Sheridan «El Maestro», entre otras cosas porque él fue quien puso en contacto a los Beatles con el rhythm and blues y los primeros grandes artistas de rock and roll como Little Richard.

También contribuyó Sheridan a moldear la primera imagen del grupo haciéndoles llevar botas camperas y cazadoras de cuero. El último álbum de Sheridan fue «Vagabond», grabado en 2002. Según cuenta el «Telegraph», Tony Sheridan no llevó nunca una vida muy «ejemplar».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here