El gobernador electo de Entre Ríos, Rogelio Frigerio, asumirá en un acto previsto para las 19 en la Casa de Gobierno en Paraná, la capital provincial, donde se espera que detalle sus anuncios de «muchas transformaciones y cambios» y el prometido «ajuste a la política».

    Frigerio prestará juramento en la Cámara baja ubicada dentro de la «Casa Gris», recibirá los atributos en el Salón Blanco y más tarde saldrá hasta la explanada para tomar juramento a sus ministros y emitir un discurso dirigido a la ciudadanía.

    «Hay muchas reformas, transformaciones y cambios que necesita la provincia», apuntó el gobernador del PRO.

    Al participar de la asunción del presidente Javier Milei, el mandatario provincial afirmó que será «un contexto muy difícil» para gobernar, pero deseó trabajar «juntos para poner de pie a Entre Ríos y a la Argentina».

    «Vamos a trabajar con todos los municipios para que los entrerrianos vivamos mejor», añadió al cerrar en la noche del domingo su maratónica recorrida por el país, en la asunción de las nuevas autoridades municipales de Paraná, y tras compartir el acto de jura del gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro.

    Para correr de eje la negatividad que el tan anunciado ajuste podría conllevar, las últimas semanas Frigerio repitió palabras más positivas: «Nueva etapa», «transformación» y «desafío».

    Esa búsqueda de consenso la deberá tener en el Senado entrerriano, ya que no tiene quórum propio: posee 8 de las 17 sillas y el peronismo logró retener las nueve restantes.

    Cláusula de gobernabilidad

    En Diputados, al ganar las elecciones, la llamada «cláusula de gobernabilidad» le permitió obtener automáticamente 18 bancas (la mitad más uno), por lo que no necesitará acuerdos, aunque desde su espacio aseguran que buscarán «el mayor consenso posible».

    De las otras 16 bancas, once las ocupará el frente peronista, y las cinco restantes habían sido para La Libertad Avanza (LLA), pero tras el acuerdo de ese espacio con el ex presidente Mauricio Macri tres de los legisladores electos abandonaron ese sector.

    Un punto positivo para Frigerio es que hasta el 14 de febrero habrá sesiones ordinarias en la provincia, por lo que se estima que durante esta semana envíe los primeros proyectos que «se necesitan para gobernar», adelantó Frigerio y señaló que habrá que «debatir, generar consensos y escuchar los aportes de los demás».

    Se presume que la nueva Ley de Ministerios que enviará al Congreso provincial tendrá un «recorte histórico» del gasto político y reducirá «a la mitad los cargos» públicos.

    La administración de Frigerio tendrá siete ministerios, uno más que en la actualidad, dos «superministerios», uno de «Desarrollo Humano» y otro de Economía; y se prevé que ese recorte se produzca en la mayoría de subsecretarías y otros organismos.

    Frigerio ganó la elección con el 41,68% de los votos y en segundo lugar quedó el intendente de Paraná y candidato por el oficialismo, Adán Bahl, con el 39,43%; luego de 20 años de gobiernos peronistas.