El rosarino Gerardo Martino, entrenador del Inter Miami, admitió que «no era prudente» que el crack Lionel Messi jugara la final de la US Open Cup que su equipo perdió 2-1 con Houston Dynamo.

    «No era prudente que (Messi) jugara este partido, eso está claro. Ni siquiera estaba para considerarlo algunos minutos porque corríamos riesgos», afirmó el «Tata» Martino luego del encuentro.

    El técnico adelantó que la presencia de Messi en los próximos partidos dependerá de la opinión de los médicos. «Leo va a jugar seguramente antes que termine la Liga, pero iremos partido a partido definiendo la situación en el momento en que el departamento médico nos informe que está en condiciones de hacerlo», explicó Martino.

    Messi observó la final de su equipo desde la platea, a causa de su persistente dolor en el isquiotibial derecho, y la lesión abre muchas incógnitas sobre su participación en la próxima ventana FIFA de Eliminatorias Sudamericanas.

    Argentina, dirigida por el santafesino Lionel Scaloni, enfrentará el jueves 12 de octubre a Paraguay, a las 20, en el estadio Monumental de River Plate, y el 17 de octubre visitará a Perú, en Lima.