El lateral derecho Lucas Blondel completó este martes la revisión médica y se convirtió en el primer refuerzo de Boca de cara a los octavos de final de la Copa Libertadores y a la Copa de la Liga Profesional, a jugarse a partir de agosto.

    Blondel, de 26 años y quien llega procedente de Tigre, se realizó por la mañana los estudios médicos de rutina en una clínica porteña cercana al Parque Lezama y se sumó al equipo que dirige Jorge Almirón.

    El futbolista jugó en Atlético de Rafaela entre 2016 y 2021 (77 partidos, 5 goles) y luego fue adquirido en un 70% de su pase por Tigre. A Victoria llegó justo para el ascenso a Primera División y luego se lució en el equipo que supo ser subcampeón de Boca en la Copa de la Liga 2022. En el Matador sumó 99 partidos y 8 goles.

    Blondel, quien ya no jugó en la última fecha para Tigre (derrota como local el lunes ante Barracas Central por 1-0), firmará en las próximas horas su contrato por cuatro años con el Xeneize, que compró el 100% del pase del jugador por 1,8 millones de dólares.

    La banda derecha de la defensa de Boca es una de las principales zonas a reforzar según el cuerpo técnico, tras la reconversión del peruano Luis Advíncula como número ocho. En los últimos partidos viene jugando Marcelo Weigandt, con buenas actuaciones (dos goles en los dos últimos partidos de Libertadores), quien se impuso sobre Facundo Roncaglia, uno de los más resistidos por la hinchada.

    Mientras tanto, el Xeneize también está pronto a cerrar la llegada del delantero Lucas Janson, procedente de Vélez, a la vez que regresó de su préstamo el mediocampista Jorman Campuzano (Giresunspor de Turquía), camino que seguiría el volante ofensivo Vicente Taborda (Platense).