A partir de la clasificación de River como uno de los segundos de su grupo para los octavos de final de la Copa Libertadores, y con la posibilidad cierta de que Boca sea primero en el suyo, el mundo del fútbol comenzó a especular con la posibilidad de que los dos gigantes de la Argentina puedan enfrentarse en los octavos de final del máximo torneo continental a nivel de clubes, en las dos primeras semanas de agosto.

    Por si o por no, eso se sabrá el próximo miércoles al mediodía cuando los cruces sean sorteados en la sede de la Conmebol en Asunción del Paraguay.

    De este tema, habló el técnico de River, Martín Demichelis, tras la victoria millonaria del martes por la noche ante The Strongest de Bolivia.  «Ahora que venga el sorteo y que venga lo que tenga que venir porque nosotros vamos a estar preparados para trabajar, corregir, sostener todo lo bueno. La Copa no es fácil pero nosotros no vamos a ser un equipo fácil para los demás», expresó el entrenador, quien luego agregó«La personalidad del equipo me sigue gustando mucho porque no es fácil, en los últimos dos partidos, tener la obligación de ganar. Hoy te ponés en ventaja rápido y seguro la gente quería el cuarto antes que el segundo y eso de alguna manera en el jugador influye. Sacamos un partido adelante difícil, con el apoyo de todos».

    Al trazar un balance de la actuación riverplatense en la fase de grupos, el técnico de River señaló: «No habíamos arrancado bien perdiendo dos de los primeros tres partidos de la Copa, y transitamos un camino más fino donde no había margen de error. Teníamos la sensación de no disfrutar lo que veníamos haciendo en el torneo por lo de la Copa -continuó-, fue una liberación después de Fluminense, internamente entre nosotros, no por haber sobrado este partido sino porque teníamos una convicción aún mayor de llegar dependiendo exclusivamente de nosotros. La Copa al mínimo error te castiga y a partir de ahora, de octavos, no va a haber margen de error. No vamos a negociar ni transar nuestra manera de jugar pero hay que tomar nota de que de visitante los errores se pagan caro», acotó Demichelis.

    «No creo que no se pueda jugar bien en la Copa, de hecho jugamos un grandísimo partido contra Fluminense, no tiene nada que ver que sea Copa o Liga», expresó el entrenador en otro tramo de sus declaraciones. «A lo largo de en la temporada en líneas generales hemos estado muy bien -prosiguió-, y hay veces que se está mejor en la parte defensiva, creación, de definición.  Franco Armani tuvo un grandísimo nivel, Paulo (Díaz) con Robert (Rojas) ganaron muchísimos duelos, la defensa estuvo más compacta que con Instituto, cuando hubo pérdidas siempre había alguien más cerca, pero hay cosas para corregir», confió el técnico.

    «La decisión, teniendo un plantel tan amplio y con buen andar en los últimos partidos, de hacer modificaciones siempre cuesta», puntualizó Demichelis. Y a propósito de las rotaciones por la acumulación de partidos dijo que  «las decisiones hay que tomarlas. Son siempre duras, se quedan jugadores afuera que no dejan de ser importantes, y a veces algunos juegan más que otros. Estando en River va a ser así, una institución tan grande exige una competitividad entre ellos y hay comprender como futbolista que quien agache la cabeza o ponga mala cara tiene todas las de perder. Hay que seguir luchando por un lugar. Yo estoy para leer día a día ese lenguaje corporal de los jugadores, los rendimientos, e intento ayudarlos desde el armado, los cambios, pero ellos son los importantes, los que tienen que ponerse a entrenar, intentar mejorar y no bajarse de la pelea».

    «Solemos ser el equipo que más sostiene la posesión y así te equivocas más y es parte del deporte. A veces tenés mejores o peores días, pero seguimos buscando y no dejamos de ser protagonistas. Por ser octavos habrá ahora una sensación diferente a la de la fase de grupos, porque ya no te permite corregir. Será mi primera experiencia y nos vamos a preparar como plantel», cerró el conductor.