Tras manifestar su apoyo al accionar represivo de Gerardo Morales, el expresidente Mauricio Macri volvió a expresarse en redes sociales. Esta vez, para demonizar el paro convocado por los gremios docentes a nivel nacional en solidaridad con el reclamo salarial de las y los maestros jujeños y contra la escalada de violencia institucional que viene proponiendo el gobierno provincial. «Es indignante», protestó.

    En medio de la crisis que vive Jujuy luego de la reforma constitucional y el rechazo de la sociedad que se viene manifestando con movilizaciones y cortes de ruta, el líder del Pro apuntó directamente contra los docentes, que encabezan el reclamo junto a las comunidades originarias. En este contexto, gremios porteños y bonaerenses realizaron un paro de 48 horas en solidaridad con los trabajadores jujeños y desde Ctera anunciaron un paro nacional para este jueves.

    «Es indignante. Ya nos cerraron las escuelas durante la pandemia produciendo un daño inmedible. Ahora algunos gremios hacen este paro totalmente injustificado», sostuvo Macri. Y sentenció: «La verdad, están en contra de la educación, en contra de los alumnos y en contra de las familias. Sin escuelas no hay ningún futuro». El mensaje está en línea con las declaraciones recientes del exmandatario, que comparó los hechos de Jujuy con «lo que vivimos en 2017 cuando nos apedrearon el Congreso», cuando se votaba la reforma previsional.